Noticias
Ricardo Piglia gana premio Donoso 2005

Comparte este contenido con tus amigos

El escritor argentino Ricardo Piglia (Buenos Aires, 1940) fue elegido, el pasado 7 de septiembre, premio Iberoamericano José Donoso 2005, por su contribución a la literatura latinoamericana, mientras que el poeta chileno Germán Carrasco obtuvo el premio Fundación Pablo Neruda por representar a la poesía emergente de los 90.

El jurado que distinguió al autor de Respiración artificial destacó la “lucidez crítica” de la obra del narrador y ensayista argentino, siempre un “paso adelante” en las innovaciones estructurales, comentó Javier Pinedo.

El coordinador del jurado y profesor de la Universidad de Talca, que es la que otorga el premio, explicó “lo difícil que resulta escribir en Argentina después de autores como (Jorge Luis) Borges y (Julio) Cortázar, por mencionar solamente dos, que llevan en su magistralidad a un punto muerto la novela y el cuento, porque es muy difícil superarlos”.

Por su parte, el también miembro del jurado y profesor de la Universidad de Bergamo (Italia), Gabriele Morelli, comentó que Piglia es un escritor de múltiples facetas. “Este autor reúne el aspecto de inquietud intelectual que yo como profesor europeo advierto en la gran literatura, la cultura y la historia latinoamericana”. Coincidió en la capacidad de Piglia de “renovarse, de buscar formas metafóricas o lingüísticas superiores a la vieja tradición europea”.

El profesor de la Universidad de Sao Paulo, David Arrigucci Jr., opinó que el autor de La ciudad ausente es un escritor “muy centrado, sobre todo por la conciencia del lenguaje y los procedimientos literarios”. Además, destacó, “apareció como un hombre que tenía una formación de historiador y ensayista, y es un novelista muy consciente de sus medios, es decir, parecía una encarnación de lo nuevo en la literatura argentina, de la idea moderna de la obra literaria como un proyecto intelectual y eso lo ha ejecutado Piglia en todas sus novelas y ensayos”.

El del escritor galardonado no es, según Arrigucci, “el fuego sagrado que había pasado Borges a las generaciones siguientes, sino que en él hay algo nuevo. Es un hombre que habla muy bien, un gran conferencista, un profesor, yo creo que es un hombre de gran dignidad en el campo de las letras”.

La producción de Piglia, que abarca desde mediados de los años 60 —y que recibirá como estímulo 20.000 dólares, el 5 de octubre—, está conformada por los relatos de Invasión (1967) y Nombre falso (1975), y las novelas Respiración artificial, La ciudad ausente (1992) y Plata quemada (1997), por la que se le concedió el Premio Planeta en 1997. Además es autor de una serie de ensayos que iluminan distintas facetas de la literatura argentina, como los textos incluidos en Crítica y ficción (1986).

Este año, el autor publicó El último lector, una serie de artículos en los que propone distintos itinerarios por las formas de la literatura y varias maneras de abordar la problemática de la escritura.

Por su parte, el Premio de Poesía Fundación Pablo Neruda, que se otorga anualmente hace 18 años a todos los poetas jóvenes vivos menores de 40 años, fue entregado a Germán Carrasco tras decisión unánime del jurado.

Carrasco tiene 34 años y reside en Argentina. El premio le ha sido concedido en virtud de ser un “protagonista de un nuevo grupo generacional que da testimonio de una estética urbana, histórica, política y social, marcada por un vislumbre experimental y un lenguaje propio de los años ‘90”.

Fuente: Ansa