Letras
Cinco poemas

Comparte este contenido con tus amigos

La ausencia

La ausencia es una desavenencia
entre el tiempo y la distancia.
En ausencia, tan sólo te queda
la esencia del recuerdo perdido
que llega en momentos
que son sólo míos.

Esta ausencia perenne
como hojas de otoño
se convierte en soplos de aire
que llegan a mi memoria
perdida y lejana.

¿Qué es la ausencia?
La ausencia es no estar presente
aun estando viviente.
No verte, no abrazarte
no hablarte, no besarte.

Una ausencia es algo desorbitante
un camino en un prado de recuerdos
La ausencia, esa falta inevitable
en la añoranza constante
en el tiempo que transcurre.
Ausente de la risa, ausente del frío
ausente del llanto y de la risa.

La ausencia, esa espera intermitente
que produce no tenerte, no escucharte
perderse y acercarse.

Ausencia, de sonidos,
de luz, agua y brillos;
Ausencia, eres tan sólo
un hueco en un espacio vacío.

 

El silencio de la noche

La noche se asemeja
a la cordura del silencio
esquina dormida
de mi corazón latiendo.

Estoy entre dos ramas
en el campo, entre dos huertos
soy la estampa del día
y al anochecer muriendo.

Recobro la claridad
de todos mis pensamientos.
No sé si escoja el aire,
el Sol, lluvia o vientos.

Escogeré la Luna;
que llena mi espacio abierto.

 

Voy

Voy con mis manos vacías
a un lugar desconocido
donde unos brazos me alcen,
donde unos besos me rocen.

Voy vagando entre mis redes
atrapada en un lugar,
donde no se encuentra el aire,
donde no se ve la mar.

Voy cogida de mi mano
adónde puedo llegar,
cabalgando entre jinetes
a otro rumbo, a otro lugar.

Voy oyendo los suspiros,
ésos que te hacen pensar
que por dentro ronda un alma
y no sabe a dónde va.

 

Tu boca

La cornisa de tus labios
es un puente de corriente
donde me introduce el río
que lleva tu boca a una fuente.

Fuente de besos claros
calmados,
por cierto bien dados
miro tus ojos verdes
y me tienes cautivado.

Recorro con la mirada
las líneas de tus manos
en espera de una marca
un grabado acelerado.

Son tus besos dulces sueños
que permanecen callados
y me arrastran las corrientes
de tus ojos y tus manos.

Mas me atrapa la pasión
fuego que arde en verano

y me arrastra la locura
de besar así tus labios

y tenerte como desnuda
entre mi pecho y mis brazos.

Se acelera el corazón
y cojo aire ventilado
yo respiro así, mi amor
con sólo besar tus labios.

 

Voces de libertad

Libertad que apremias
en las mañanas tiernas
en el día frágil,
de este mundodrastil.

Con el tiempo en oro,
la luz de la plata
compañía limpia,
sinceridad en vuelo.

Libertad de espejos
con algunos rostros
que miran quiebros
entre dos despojos.

Libertad del alma,
corazón cautivo
aquí conservo el llanto
entre estos muros.

Mirando a la tierra de cerca
pensando algo que crear
una luna, dos estrellas,
y toda, toda,
la libertad.