Letras
Mi otra lengua
Extractos

Corazón Comando

Comparte este contenido con tus amigos

Oxígeno es
el vapor constante de mi sexo

 


 

Placer
la tinta de mi pluma
mojando el papel de tu espalda

 


 

maldito tú, por no padecer el dolor de mis ovarios.
tu fórceps horadando mi útero
y la palpitación de mi clítoris en tus dedos
balsámica bendición.
te sientes culpable de no ser yo
arrepentido
de la euforia que te pierdes.

 


 

Guanahacabibes

lo que queda de una aldea arrasada por el ciclón
es un helado al sol de tu lengua
una burbuja flotando en el mar Caribe
somos los dos varados
yo en tu península
tú en la espuma de mi vientre
entre las piernas de una sirena
que bailó endiablada entre ranas, jejenes y cucarachas.

 


 

por algo me arrebata esa guapería tuya de muérdete el labio, que estoy en candela.
por esa noche de inundaciones bajo una marquesina, donde me besaste tan largo, que corrieron por mis piernas más ríos que por las calles de madrid.
por aquella noche
en que nos follamos
lunas y lunas
sin parar de llover