Letras
Poemas

Comparte este contenido con tus amigos

Si me quedo en silencio

Si me quedo en silencio
Puedo escuchar el rumor de sus piernas

Cuando viene caminando
Trae un idioma que me habla
De sábanas desgarradas

Si se sienta frente a mí y las une muy fuerte
Me dicen tener un bello secreto que contar

A veces las cruza y su voz adquiere
Una sensualidad deslizante
Y habla de una tarde de junio
En que aprendió a leer mis ojos.

 

Advertencia

Poeta
Has recibido la luz
A cambio de tus ojos
Mira bien dónde descargas el golpe
Sólo puedes ir hacia delante
Y cada paso te cierra el regreso.

 

Estepariana

Da miedo tocarnos
Algo de nosotros asusta
Y nos pegamos a las paredes como sombras
Eludiendo el contacto del otro
Ese que de alguna manera también somos.

 

Puerto de Alejandría

El viejo conversa con una prostituta;
ella fuma un cigarrillo
y en el pecho le ladra un perro.
Al terminar su trago
la mujer guarda al marinero en su cartera
mientras el perro orina una pata de la mesa.

 

Aclaración

La otra orilla...
Todos los poetas hablan de ella
Pero no hay otra
Esta es la única.

 

Ciudadano

Yo conozco la voz apagada
que recorre las calles de mi ciudad
Las manos rotas del rezo de los vencidos
Los pies desgastados por las escaleras
que sólo conducen hacía abajo

Yo conozco bien al niño muerto
enterrado con voces de protesta
Los pájaros calcinados por el fuego
El fogón vacío pudriendo la casa

Yo me conozco machacado
como la uva escupiendo mosto
Traspasado por la evidencia
de tanta lucidez atornillada a las pupilas.

 

Sísifo

Quizás el destino que construimos
Sea esa piedra empujada cuesta arriba
Donde la palabra se desliza de nuevo
A los pies del próximo poeta

Quizás lo que realizamos piedra arriba
Sea el eterno descifrar del paso olvidado
Donde encontraremos las claves precisas
Para que algún día la roca ocupe su lugar en la cima.