Noticias
Tres premios Nobel respaldan el Premio Aura Estrada
Comparte este contenido con tus amigos

Con el apoyo de tres premios Nobel, el colombiano Gabriel García Márquez, la estadounidense Toni Morrison y el irlandés Seamus Heaney, se lanzó el pasado 1 de diciembre la convocatoria del Premio Aura Estrada 2009, dirigido a escritoras en lengua hispana menores de 35 años que residan en Estados Unidos o México y que escriban en español ensayo, cuento, novela, crónica o géneros híbridos.

El premio, que rinde tributo a la memoria de la escritora mexicana Aura Estrada, quien murió trágicamente en 2007 a los 30 años, fue presentado, en el marco de la 22ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), por la escritora mexicana Gabriela Jáuregui, con la presencia de Gabriel García Márquez y de Francisco Goldman, viudo de la autora.

“Las buenas cosas hay que apoyarlas. Cuando son premios todo mi apoyo”, dijo brevemente a la prensa García Márquez al ser consultado sobre los motivos que lo condujeron a patrocinar este premio.

Goldman añadió que, por motivos fiscales, el premio está dirigido sólo a mujeres residentes en Estados Unidos y México, “pero como hay muchas jóvenes de Colombia, Argentina y otros países latinoamericanos que realizan estudios de posgrado en esos países de alguna forma está abierto a todas”.

El premio para la ganadora, cuya identidad se dará a conocer en la ciudad mexicana de Oaxaca, consiste en 15.000 dólares y por lo menos tres residencias en las siguientes colonias de escritores: Ucross, en Wyoming, Ledig House en Nueva York, y Santa Maddalena en la Toscana, en Italia. Cada una de estas tres residencias tendrá una duración de hasta dos meses.

Según Goldman, para reunir el apoyo para el premio ha contado con donaciones en efectivo de escritores como Salman Rushdie, mientras que otros, como el italiano Umberto Eco, donaron manuscritos originales para ser subastados.

“En el caso de la familia García Márquez, donaron un libro artesanal elaborado por Gonzalo, el hijo de don Gabriel. Es Vivir para contarla, con un rico diseño gráfico, firmado por el autor y que esperamos subastar en al menos 2.500 dólares”, explicó.

Otro método para recabar fondos, añadió, es subastar cenas por al menos 1.000 dólares entre particulares para que puedan invitar a algún afamado escritor a su casa en Nueva York. “No te cuento porque después no sé qué pueda suceder”, dijo a modo de broma García Márquez al ser consultado sobre si él estaría dispuesto a ser “subastado” para una cena.

Fuente: AFP