Letras
Poemas

Comparte este contenido con tus amigos

Silencio de agua

Silencio de agua
es una herida en la mujer
abrazada a su niña rota,

un vaso frágil lleno
de cenizas transparentes
que Hansel y Gretel dejaron
para volver a casa.

Es la última flor
de su primavera líquida,

cicatriz,
voz sin palabras,

pero su silencio
esconde una caricia azul.

 

La hija del silencio

Sus palabras no llegan
a pronunciarse,

son una herida invisible
que se derrama por el agujero
de una bolsa de sueños.

La hija del silencio
es un grito de pájaros
debajo del mundo,

un abrazo borrado
por avalanchas de nieve
que no reflejan frialdad.

Ella tiene la voz del agua
cuando duerme

aunque su corazón
sea una flor de fuego

eternamente callada.

 

Bt-176 maize

Poco se habla de los asesinos
que nos infectan cuando comemos
el arroz de su ponzoña.

La advertencia promueve risas
como el aparatoso nombre
de una mala película

pero el terror desmorona bosques
al entrometer los huesos
en su corazón verde.

A mí no me traigan espigas
de inmundicia.

Aborrezco los guisos de calavera.
Aunque prometan milagros
sólo son la semilla de un fraude.

Yo no le quiero masticar
las hormonas a la muerte
ni me impresionan los naranjos
que dan manzanas negras,
espeluznantes,
como el embrión de un cáncer.

 

La bélica miel amarga

La violencia es un secreto
rayado de miedos.

A veces cobra vida
cuando se agusana el alma.
O es grito avizor.

Siempre oculta un vaso frágil
y ahí duerme esa caricia
que desarma pleitos.

Es un hombre cansado
de tanto azúcar falso,
una mujer triste
que tarde o temprano
despedimos.

Y mientras el mundo
arde en el luzbélico papel,
ellos guardan el cadáver del amor
en bolsitas.

 

Patito lindo

Pequeño ángel de ternura,
no llores porque he venido
a decirte cuánto te quiero.

Traigo el espejo de mi corazón
para que veas tus estrellas
y te regalo una burbuja
en donde quepan las flores
que imaginabas desde un desierto
líquido.

Junto los pedazos que lloran.
No dejaré que vuelvan a romper
tu arco iris de plumas.

Cuando crezcas serás el alma
de un collar de cisnes azules.