Noticias
Entregado Premio CajaGranada a Darío Fo y José Saramago
Comparte este contenido con tus amigos

Los galardonados con el XI Premio CajaGranada a la Cooperación Internacional, el italiano Darío Fo y el portugués José Saramago, decidieron destinar sus 50.000 euros a la construcción de un centro cultural en la municipio de Ribera Grande, en Cabo Verde, uno de los que el Festival 7 Soles 7 Lunas prevé edificar en una iniciativa que llevará a cabo en varios países de la costa mediterránea y atlántica.

A la entrega del premio, que tuvo lugar este 16 de abril en la sede central de CajaGranada, en la ciudad española, y que estuvo presidida por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, no pudo asistir por razones de salud el escritor portugués, que sí quiso dejar un mensaje de vídeo en agradecimiento por la concesión.

“Gracias a la técnica yo puedo, estando aquí, estar a la vez allí con todos vosotros”, comenzó Saramago, presidente honorífico junto con Darío Fo del Festival 7 Soles, “que tiene larga historia y que es un encuentro cultural de las pequeñas ciudades del Mediterráneo y la parte atlántica”.

El Nobel portugués expresó su deseo además de que la escultura que representa al premio, del artista granadino José Manuel Darro, y que fue recogida en su nombre por el rector de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro, también sea colocada en el centro cultural de Ribera Grande. Saramago acabó su intervención con un “nos encontraremos un día”, pues, según dijo, “no es una despedida, sino un hasta luego”.

Darío Fo, que sí asistió al acto, dedicó gran parte de su discurso al terremoto que ha sufrido recientemente Italia, en la zona de L’Aquila, que ha costado la vida a casi 300 personas, y destacó la generosidad “verdaderamente conmovedora” de la gente que, sin pertenecer a ninguna organización de socorro, ha dado su ayuda en mitad del desastre.

En el punto opuesto se sitúan en su opinión los “especuladores” que han construido los edificios de la zona “con arena de mar en lugar de con arena de río” y los políticos italianos, que se quieren llevar la “gloria” que corresponde a las personas que han trabajado verdaderamente por superar las consecuencias del terremoto.

El Nobel italiano, que lamentó que Saramago no pudiera acudir al acto con su “estupenda” mujer, Pilar del Río, acogió además como una idea “fantástica” que el premio se destine al centro de Cabo Verde, para que la cultura pueda llegar adonde es más difícil, en este caso a las costas africanas.

La vicepresidenta destacó de los galardonados su lucha, “mantenida con la coherencia que dan los años” y que se dirige “contra el cinismo que nos aleja, contra la indiferencia que nos aísla, contra la cobardía que nos esconde, y contra la resignación que nos mata”.

“Nuestros dos premiados están, en suma, empeñados en que tomemos conciencia de que debemos implicarnos en el momento histórico que nos ha tocado vivir”, señaló Fernández de la Vega, quien incidió en que éstos son tiempos “que exigen que se escuche la voz de todos”. “Voces que desde su diversidad buscan un lugar para el encuentro, porque el presente, y sobre todo el futuro, demandan el acuerdo y el trabajo en común (...). Los que no remen en esa dirección se quedarán en el camino”, señaló.

También asistió a la entrega del premio, entre otras personalidades del mundo de la cultura o la política, el presidente en funciones de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, quien resaltó el “compromiso cotidiano e insobornable por la dignidad humana” de los premiados, e hizo alusión a la crisis, que “no puede servir como excusa para acentuar esa dramática división entre ricos y pobres, ni para consolidar un mundo dividido entre los que todo lo tienen a costa de los que nada poseen”.

Desde 1998 CajaGranada concede cada año el Premio de Cooperación Internacional para reconocer el esfuerzo y la dedicación de instituciones y personas en la consecución de una mayor justicia social. El importe del premio asciende a 50.000 euros y el ganador lo destina a la ONG o proyecto de cooperación internacional que él decida.

En su primera edición, en 1998, se concedió a Emma Bonino, Comisaria Europea de Ayuda Humanitaria. Desde entonces lo han recibido la Plataforma Granada por Kosovo (1999), el sociólogo Sami Naïr (2000), Muhammad Yunnus (2001), el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo (2002), el cantante brasileño Carlinhos Brown (2003), María Nowak, principal impulsora de los microcréditos en Europa (2004), las Carmelitas Misioneras (2005), Federico Mayor Zaragoza (2006) y las Misiones de Paz de las Fuerzas Armadas Españolas (2007).

El galardón está representado por una escultura original, elaborada en bronce con baño en oro, creación del artista granadino José Manuel Darro. Esta obra, denominada “Origen de Luz”, y que en cada edición recibe el premiado, representa la esperanza surgida de la solidaridad entre las personas y la cooperación entre todos los pueblos del mundo, según la definición del propio autor.

Fuentes: Europa PressIdeal