Noticias
Publican en Eslovenia antología de narradores venezolanos
Comparte este contenido con tus amigos

Zgodbe iz Venezuele contiene relatos de veinticinco autores venezolanos nacidos a partir de 1950. La compilación estuvo a cargo del escritor trujillano Juan Carlos Chirinos y la traducción es de Veronika Rot.

Acaba de aparecer en Eslovenia, bajo el sello Sodobnost International, la antología Zgodbe iz Venezuele (Historias de Venezuela), que en 230 páginas reúne relatos de veinticinco autores venezolanos nacidos entre 1950 y 1987 compilados por el escritor Juan Carlos Chirinos (Valera, Trujillo, 1967), en lo que representa la primera selección de narrativa venezolana contemporánea en el país europeo.

La antología tiene el objetivo, como indica Chirinos en el prólogo “Venezuela, el país de la cordialidad inmediata”, de que el lector esloveno “sienta el atractivo de la cordialidad de las palabras que lo invitan a pasar adelante, a inmiscuirse en una literatura y un país siempre nuevos y sincréticos, una prosa dispuesta a ofrecerse tal como es y sin más afeites”. Por ello, y haciendo honor a ese universo sincrético que es Venezuela, el libro reúne autores venezolanos junto a otros que, sin haber nacido en el país, han desarrollado su obra y su vida en él y para él, ganándose sobradamente un puesto en las letras venezolanas.

Los cuentos fueron traducidos al esloveno por la reconocida traductora Veronika Rot, hispanista y profesora de la Universidad de Ljubljana que ha vertido a ese idioma libros de autores de habla hispana de la talla de Mario Vargas Llosa, Almudena Grandes, Eliseo Alberto, Ramón Gómez de la Serna, Eugenio Trías, Isabel Allende, Karla Suárez y Carlos Ruiz Zafón.

La selección ha sido ordenada cronológicamente por el año de nacimiento de cada autor. Se inicia con “La luna no es de pan de horno”, de Laura Antillano (Valencia, 1950), y continúa con “El caso de Rose Done”, de Milagros Mata Gil (Caracas, 1951); “Océano”, de Silda Cordoliani (Ciudad Bolívar, 1953); “981.5432”, de Tomás Onaindia Gascón (Caracas, 1953); “El médico chino”, de Blanca Strepponi (Buenos Aires, Argentina, 1953); “El curso del Aponwao”, de Antonio López Ortega (Punta Cardón, 1957); “La expedición de los muñecos”, de Israel Centeno (Caracas, 1958); “En la playa”, de Rubi Guerra (San Tomé, 1958), y “El paso de las montañas”, de Ricardo Azuaje (Altagracia de Orituco, 1959).

De autores nacidos en los años 60 fueron escogidos “Un asunto sentimental”, de Alberto Barrera Tyszka (Caracas, 1960); “El rey de África”, de Milagros Socorro (Maracaibo, 1960); “La señora Hyde”, de Sonia Chocrón (Caracas, 1961); “Pontiac 59”, de María Celina Núñez (Madrid, España, 1963); “Ojo por ojo”, de María Ángeles Octavio (Caracas, 1964); “Detrás del deseo”, de Gisela Kozak (Caracas, 1966), y “Las cigarras”, de Juan Carlos Méndez Guédez (Barquisimeto, 1967).

Finalmente, de autores nacidos en los años 70 y 80 se incluyen “Las cenizas del éxtasis [6 x 8. Techno-Joropo]”, de Doménico Chiappe (Lima, Perú, 1970); “La extraña muerte del bailarín perfecto”, de Roberto Echeto (Caracas, 1970); “La diversión de los gatos”, de Fedosy Santaella Kruk (Puerto Cabello, 1970); “Estocolmo”, de Jorge Gómez Jiménez (Cagua, 1971); “Los pezones de Alicia”, de Carolina Lozada (Valera, 1974); “Baby’s back in town”, de Jesús Nieves Montero (Caracas, 1977); “Vitrum”, de Mario Morenza (Caracas, 1982); “La sensual”, de Marianne Díaz Hernández (Altagracia de Orituco, 1985), y “Ángeles goliardos”, de Enza García Arreaza (Puerto La Cruz, 1987).

Sodobnost International ya ha publicado antologías similares de Cuba y México, traducidas también por la profesora Rot; así como antologías de Nepal, China y Tailandia, Estados Unidos, Turquía, Bélgica y Pakistán. La apariencia gráfica del libro fue desarrollada por la ilustradora y diseñadora eslovena Sanja Janša, quien también se ha encargado de otras antologías de Sodobnost.