Noticias
Harry Almela obtiene la Beca Guggenheim
Comparte este contenido con tus amigos

El escritor venezolano Harry Almela obtuvo este 10 de junio una de las 33 becas otorgadas este año por la Fundación John Simon Guggenheim, en su concurso destinado a artistas, académicos y científicos de América Latina y del Caribe.

Junto a Almela resultaron seleccionados otros dos venezolanos, el artista de instalaciones Rolando Peña y el compositor Paul Desenne. Esta premiación lo coloca al lado de otros venezolanos como Guillermo Sucre, Rafael Cadenas, Yolanda Pantin y Alejandro Oliveros, así como el investigador del Centro de Cálculo de la ULA, Anwar Hasmy, quien fuera galardonado en 2007 en el renglón de ciencias naturales.

Nacido en Caracas en 1953 y residenciado en Maracay, Almela ha obtenido el premio del Concurso Anual de Cuentos del diario El Nacional (1991) y el Premio de Poesía Bienal José Rafael Pocaterra (1993). Actualmente es el secretario ejecutivo de la editorial La Liebre Libre. Ha publicado varios libros de poesía, narrativa y ensayo, como Cantigas (Fundarte, 1990), Ventana de emergencia (Fundarte, 1990), Los trabajos y las noches (La Liebre Libre, 1998), Palabra de indigencia (Blacamán Editores, 2000), La patria forajida (Actum, 2006) o Instrucciones para armar el meccano (Fundación para la Cultura Urbana, 2006).

Los beneficiados de la Fundación Guggenheim en esta ocasión corresponden a los más destacados de un total de 500 aspirantes. Anualmente la fundación realiza dos llamados, uno para ciudadanos y residentes de Estados Unidos y Canadá y otro para los ciudadanos y residentes de Latinoamérica y el Caribe. En total reciben entre 3.500 y 4.000 candidaturas, concediendo aproximadamente 220 becas por año.

Este concurso de becas se estableció en 1925 con el aporte del senador estadounidense Simon Guggenheim y su esposa, en memoria de su hijo mayor John Simon, quien falleció en 1922 a los 17 años de edad. Fue concebido con el objetivo de ayudar a incrementar la capacidad científica, educativa y artística de su nación, así como mejorar la comprensión internacional. Desde su inicio han sido galardonados unos 1.800 becarios en el concurso destinado a Latinoamérica y el Caribe.

Originalmente el programa estaba abierto sólo para ciudadanos estadounidenses, pero a partir de 1930 se decidió ampliar la elegibilidad a otros ciudadanos del hemisferio occidental ofreciéndose el concurso a México. En 1931 se añadieron Argentina, Chile y Cuba, en 1932 Puerto Rico, en 1940 Canadá, en 1941 Brasil, Perú y Uruguay, y desde 1951 se permite la participación de cualquier ciudadano o residente permanente de los países latinoamericanos.

Dentro del amplio listado de becarios de la Fundación John Simon Guggenheim destacan varios miembros que luego obtuvieron otros reconocimientos, entre los que destacan los escritores Saul Bellow (1948 y 1955), Czeslaw Milosz (1976), Joseph Brodsky (1977), Octavio Paz (1943) y Derek Walcott (1977).