Noticias
Falleció la escritora chilena Matilde Ladrón de Guevara
Comparte este contenido con tus amigos

El pasado sábado 22 de agosto murió en Santiago la escritora chilena Matilde Ladrón de Guevara, víctima de un cáncer generalizado, a los 99 años de edad, según informó en un comunicado la Sociedad de Escritores de Chile (Sech), en cuya sede se le rindió un último homenaje a la autora el lunes 24.

Nacida en la capital chilena en 1910, Ladrón de Guevara contrajo matrimonio en 1932 con Marcial Arredondo Lillo, con quien tuvo dos hijos, Sybila y Marcial. Fue cercana a Pablo Neruda, que le prologó uno de sus poemarios, y a Salvador Allende, y conoció personalmente a Fidel Castro y al Che Guevara.

Fue una escritora de reconocida trayectoria, destacando como novelista, ensayista, cuentista y poetisa. La crónica y el testimonio fueron también actividad importante de su pluma. Estudió sociología y filosofía en La Sorbonne en París, Francia. Comenzó a publicar en el año 1947 y sus obras han sido prologadas por figuras de renombre internacional como Gregorio Marañón y el mismo Neruda.

Con su novela Madre soltera (1966), la “Leona de Invierno” —como acertadamente tituló a sus memorias—abordó la maternidad fuera del matrimonio, un tema tabú para la época. Fue, también, opositora a la dictadura militar, publicando el libro Y va a caer en 1985. Hasta 2002 se dedicó a luchar por la liberación de su hija Sybilla, viuda del escritor peruano José María Arguedas, condenada a quince años de presidio por el gobierno de Fujimori.

Realizó innumerables viajes alrededor del mundo, viviendo en las grandes urbes, experiencia que volcó en sus obras que, a la vez de entretener, muestran la amplia cultura alcanzada por la autora. Además fue corresponsal de la revista Ecran, colaboradora de la revista Zig-Zag, de los diarios La Tercera, La Hora, El Mercurio, La Nación, de Buenos Aires (Argentina), y La Marcha, de Montevideo (Uruguay).

Publicó los poemarios Amarras de luz (1947), Pórtico de Iberia (1959), Desnuda (1960), Che (1970), Testamento (1973), Antología poética desnuda (1989), Cubanía y Che (1998) y Antología poética (in) completa de Matilde Ladrón de Guevara (2005), las novelas Mi patria fue su música (1953), Celda 13 (junto a Juan Sánchez Guerrero, 1960), Madre soltera (1966), Muchachos de siempre (1970), Los moai están de pie (1971) y La ciénaga (1975), el ensayo Gabriela Mistral, rebelde magnífica (1957), el libro de crónicas Adiós al Cañaveral (1962), los libros de cuentos La última esclava (1979) y Te amo Rapa Nui y diez cuentos (1981), los diarios Destierro (1983), Pacto sublime (junto a Gabriel Egaña, 1992), los libros de testimonio Y va a caer (1985), Sybila en Canto Grande (1988) y Por ella, Sybila viuda de José María Arguedas (1995), y el libro de memorias Leona de Invierno (desmemorias) (1998).

Obtuvo numerosos premios y distinciones, entre los cuales destacan los Juegos Florales Gabriela Mistral (Municipalidad de Santiago), por su libro de poemas Desnuda; el Luis Tello, con su novela Madre soltera y Muchachos de siempre; el de la Municipalidad de Santiago por su conjunto de cuentos La última esclava, y el Nicomedes Guzmán con Los moais están de pie.

También se le otorgaron amplios reconocimientos, dentro y fuera de su país, en especial por diversas instituciones del ámbito literario. Nominada varias veces al Premio Nacional de Literatura, sin obtenerlo, recibió sin embargo el reconocimiento y la admiración de sus colegas. Recientemente le llegó la comunicación de que la Sociedad de Escritores Latinoamericanos y Europeos (Selae), de Italia, le otorgaba el Premio a la Trayectoria 2009, noticia que le provocó una gran felicidad.

Fuente: Sech