Noticias
Bolivia denuncia ante la ONU robo de más de 1.800 piezas patrimoniales
Comparte este contenido con tus amigos

Un total de 1.877 bienes patrimoniales de Bolivia fueron robados desde el año 2000 hasta la fecha, según informó Nogardo Jiménez, director de la Unidad de Patrimonio del Ministerio de Culturas, el pasado 2 de diciembre. La autoridad presentó este informe a fines de noviembre en Viena (Austria), en una reunión sobre protección del patrimonio convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Si bien no se tiene un estimado de cuánto se perdió a nivel económico, el ministerio tiene un registro sobre las piezas patrimoniales robadas desde el año 2000 a la fecha”, explicó Jiménez. De las 1.877 piezas sustraídas, 698 corresponden a objetos de plata, 11 son joyas, 752 son pinturas coloniales, 76 son esculturas, 36 corresponden a retablos, 22 son muebles, 8 son tejidos y 274 piezas están catalogadas como varias y éstas pueden ser líticas, cerámicas y arqueológicas.

Según la autoridad, este es un registro actualizado de las piezas que fueron catalogadas por el ministerio. El director de Patrimonio estima que de las piezas sustraídas sólo se recuperó un dos por ciento. “Por eso, Bolivia, al igual que los otros países que asistieron a la reunión, se comprometieron a iniciar acciones inmediatas de prevención y de protección de los bienes patrimoniales”, explicó.

Entre las acciones que el ministerio prevé para el próximo año está el diseño de un plan de educación en las diferentes poblaciones que tienen ruinas o edificios patrimoniales. “Se quiere trabajar con los estudiantes de lugares donde existen ruinas arqueológicas o monumentos patrimoniales. El Ministerio de Culturas propondrá al Ministerio de Educación que se incluya en el currículo materias sobre la conservación y protección del patrimonio cultural”, señaló. Según Jiménez, Culturas elaborará el proyecto académico hasta el primer trimestre de 2010.

El director de Patrimonio también informó que a partir de 2010 se iniciarán reuniones con los municipios que tienen sitios arqueológicos para dictar talleres de capacitación para los jóvenes que estén dispuestos a proteger el patrimonio cultural. “Además, queremos trabajar con las organizaciones sociales para proyectar el patrimonio cultural en el exterior”, comentó.

Fuente: La Razón