Noticias
Jorge Volpi recibió la Orden de las Artes y las Letras de Francia
Comparte este contenido con tus amigos

“México es mi primera patria, de la cual estoy orgulloso; Italia es mi patria imaginaria y Francia mi patria por elección”, dijo en Ciudad de México el escritor mexicano Jorge Volpi el pasado 8 de diciembre, en la ceremonia donde recibió la Orden de las Artes y las Letras, en el grado de Caballero, por el embajador francés Daniel Parfait.

El embajador se refirió a Volpi, en un emotivo discurso, como “un gran servidor público, brillante hombre de letras y amigo de Francia”, durante una recepción en la sede diplomática a la que asistieron personalidades del mundo literario como Carlos Fuentes, Elena Poniatowska y Guadalupe Loaeza.

Parfait comentó que su obra no cesa de enfrentar las grandes problemáticas del mundo actual, poniendo al ser humano en el centro de su búsqueda y de sus lectores. “El homenaje que Francia le rinde manifiesta la importancia de un escritor que sabe cambiar la historia en palabra y la palabra en historia”, dijo.

Al dirigirse a los asistentes, y puesta la mirada en Volpi, el representante del gobierno francés en la nación azteca apuntó: “Tu recorrido, querido Jorge, nos provoca admiración: licenciado en derecho, titular de una maestría en letras mexicanas y también doctor en filología hispánica por la Universidad de Salamanca”.

Ponderó sus cursos en la Alianza Francesa y en el Instituto Francés de América Latina. “Inició su carrera al servicio del Estado siendo sucesivamente secretario de Acuerdos de la Procuraduría de Justicia local, de la Procuraduría General de la República y director de Publicaciones de la Secretaría de Gobernación”.

Añadió que, como joven escritor, Volpi es una de las figuras emblemáticas del movimiento literario “Crack”, caracterizado por la ruptura con el realismo mágico. Sobre su primera novela, En busca de Klingsor, que publicada en 1999 se convirtió en un éxito internacional y ha sido traducida a 10 idiomas, dijo que “revela su interés por confrontar su escritura con la historia tumultuosa del siglo XX. Luego publicó no menos de 15 novelas y ensayos que reúnen a la historia con los conflictos más íntimos”.

El diplomático puso en relieve durante su alocución que Jorge Volpi fue en 2001 consejero cultural de México en París, y en 2007 se convirtió en director general del Canal 22. “Su compromiso por una televisión pública de calidad, que transmita saber y cultura a un mayor número de personas, es total. Siguió al pie de la letra la expresión el hombre no es culto, sino que se cultiva”.

Con ello, reconoció el diplomático, “propone usted un código ético, y define los principios fundamentales de una televisión al servicio de los ciudadanos, de una televisión que debe volverse referencia en materia de pluralismo y transparencia. Su objetivo, lo ha mencionado, es despertar la conciencia crítica del espectador”.

Agregó que gracias a una iniciativa de Volpi se consolidaron los nexos entre Canal 22 y los canales franceses. “Marcando su fidelidad a Francia y a su cultura, determinó usted programar, desde hace tres años, una semana francesa” que incluye documentales y obras de ficción para los televidentes mexicanos.

Dijo que con esa programación, en México se descubren magníficos retratos de los más grandes escritores franceses o se ven de nuevo los clásicos de la cinematografía del país europeo. “Se trata de una experiencia única en el mundo y quisiera agradecerle por ello”, manifestó Parfait.

Más adelante destacó que Francia es el país donde más se lee y se publica la obra de Volpi fuera de México. Su Trilogía del siglo XX, abundó el embajador, es una obra monumental que acaba de ser reeditada, y que marcó un acontecimiento en la temporada literaria del otoño de 2008 entre la crítica.

Parfait citó al escritor francés Michel Tournier: “La gran diferencia entre el amor y la amistad es que no puede haber amistad sin reciprocidad”, y continuó diciéndole al escritor mexicano: “Usted quiere a Francia y Francia lo quiere a usted, y le agradece, por lo tanto, todo lo que ha hecho por ella, para mantener el diálogo que la une con México”.

Por todo ello, el embajador le entregó a Volpi, “con gusto, las insignias de Caballero de las Artes y Letras, orden creada para recompensar a las personas que se distinguen por sus creaciones en la esfera artística y por su contribución a la proyección de las artes y las letras en Francia y en el mundo. Este gesto quiere subrayar sus méritos eminentes”.

Fuente: Notimex