Letras
Poemas

Comparte este contenido con tus amigos

De tus ojos
los ciervos beben lentos
el alba

Quiero romper en tu piel
el claro de los bosques
como un misterio constante

La calma de tu cuerpo
es una paloma
que atraviesa el color diáfano del sueño

Quiero arrancar tu vestidura de noche
que el fuego levanta

¿Acaso he elegido el camino
de tus sandalias
que entre las aguas abren
una ruta impalpable de rocío..?

 


 

Nuevamente llegaste
Acaso primavera
Con tu imaginería y tus flores
Con tus sortilegios
—arcano vestigio / que tus manos guardan—
Con las palabras que el mar recoge
En forma de canto
Dije que llegaste
Que eras la estación abierta
El presagio que sucede
Cuando la noche es un fruto
y llega de pronto
Dije que llegaste
Porque es cierto el cielo
La ceniza que se inventa del amor
La copa que entre los árboles aproxima la muerte
Me anunció tu cuerpo / el sueño de las aves
El sueño transparente que entre las aguas se alcanza
El color de los bosques
Que arden entre tus piernas
Dije que llegaste
Esta vez eras la patria de los ciervos
De la nostalgia preciosa que aproxima la lluvia
Eras el cielo calcinado
Que me aguarda tan cerca
Esta vez llegaste
Y mis manos legaron al viento
Ese cuerpo que arde en el sueño...

 


 

Juega con el fuego en la palma de sus manos
Recorre los bosques ardiendo desnuda
Nuevamente la lluvia en sus ojos nombra ciudades
Es la vida que los náufragos tatúan en las playas
Es la sortija que se abandona en los ríos
Se puebla el otoño en sus labios
La ausencia es un espejo que en la noche se enciende
Tiembla como los claros ciervos del sueño
Ella en sus manos detiene el canto y la sombra
Nuevamente los peces son el fuego secreto
Que entre sus piernas arden...

 


 

El último pasaje de este reino
Es tan claro como tu sexo
Aquí las aguas se detienen
Los ciervos retoman su camino
Inflamados por los días
Donde bebieron de la noche
Esos ojos / esa existencia impalpable
Que se abre entre los árboles
Aquí termina el deseo diáfano
Que en el paraíso temblaba
Y se hizo luminoso
Como un único fruto revelado
Aquí nuevamente las palabras preciosas y desnudas
Bañan sus cuerpos esperando
Ese tono que tu piel inventa
O inventara acaso en el sueño...