Noticias
Enrique Noriega recibe Premio Nacional de Literatura de Guatemala
Comparte este contenido con tus amigos

El escritor Enrique Noriega fue escogido este 10 de junio como ganador del Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2010, galardón que concede el Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala, y que ha recaído sobre el autor “tomando en cuenta el crecimiento evidente que ha tenido su obra en el tiempo y los premios merecidos, así como por la influencia que textos publicados, como Oh, banalidad, han generado en otros escritores”.

Noriega recibió con cautela y duda la noticia. En una entrevista telefónica, dijo: “No estoy enterado. Si no me lo han dicho, si no me han confirmado, no me gustaría hablar”.

El boletín oficial del Ministerio de Cultura y Deportes revela que el acto de premiación se realizará en el Palacio Nacional de la Cultura, y la fecha está por confirmarse. El galardón está dotado con una medalla de oro, diploma, 50 mil quetzales y la publicación de una obra a elección del homenajeado.

Acerca del reconocimiento, Noriega opina que es una alegría y una responsabilidad: “uno queda señalado como parte de los valores de la literatura”, dice, y agrega que “el punto acá es premiar a un poeta, en estos tiempos en los que la poesía no tiene la presencia del lector, debido a que las editoriales tienen un mejor mercado con la narrativa”.

Según Noriega, su carrera ha estado marcada por privilegios de amistad y guía, que logró compartir con escritores como Carlos Illescas, Tito Monterroso, Roberto Obregón, Luis Alfredo Arango, Marco Antonio Flores y Antonio Brañas. “Si algo valoro es que a través de la escritura conocí, no sólo su obra, sino también como personas a estos escritores”.

Otra de las marcas es la de luchar contra las trampas personales y en su lugar reconocer la labor de otros y la autocrítica. “Tengo un gran aprecio a la poesía guatemalteca con letrados como Simón Bergaña y Villegas, José Batres Montúfar y José Milla. Hay autores que uno como lector/escritor lee por necesidad de encontrar aquello que viene por el camino”, asegura.

Finalmente recuerda que no publica todo lo que escribe, “porque mi formación me muestra que hay etapas en la vida en las que uno está muy acelerado. En una etapa llegué a escribir 5 mil textos; luego de revisarlos me quedaron 30 poemas”, concluye.

Nacido en 1949, Noriega hace parte, junto a nombres como Ana María Rodas y Luis Eduardo Rivera, de la llamada generación de los setenta, que sentó las bases de la renovación de la poesía guatemalteca actual, a través de una importante resignificación del lenguaje, una actitud ética profundamente crítica y rebelde y una defensa apasionada de la palabra escrita.

Noriega es uno de los más importantes difusores de la literatura nacional, a través de su labor como editor, ya sea en su propio sello, El Cadejo, o en su actual función como director de la Editorial de la Tipografía Nacional.

Entre sus libros se encuentran Oh banalidad (1973), Post actus (1982), La pasión según Judas, El cuerpo que se cansa (1998), Libro caliente voz de hielo (1999), La saga de n (2006) y Épica del ocio (2007). Su obra ha obtenido los más importantes premios de su país, como el del Certamen Permanente 15 de Septiembre, el de los Juegos Florales de Quetzaltenango y el Luis Cardoza y Aragón.

Fuentes: El Periódico de GuatemalaSiglo XXI