Noticias
Guillermo Orsi
Orsi: ganador.
Clausura la Semana Negra de Gijón con “rotundo éxito”
Comparte este contenido con tus amigos

Enrique Ferrari, Juan Miguel Aguilera, Alejandro Hernández, Gregorio Casamayor, Javier Sinay y Guillermo Orsi se llevan los premios de esta edición.

La Semana Negra de Gijón fue clausurada este domingo 18 de julio, después de diez días de actividades culturales y festivas, con un saldo de 850.000 visitantes y 35.000 libros vendidos, lo que la organización ha considerado “un rotundo éxito” en plena crisis económica.

El director del festival multicultural, Paco Ignacio Taibo, aseguró que “no se puede creer el éxito alcanzado” ya que con menos presupuesto que en ediciones anteriores ha “conseguido” aumentar la cantidad de actos “de cara al público”.

Un clásico del verano de Gijón que se viene realizando desde hace 23 años, la clausura de la Semana Negra se celebró en un acto al que asistieron el presidente de Asturias, Vicente Álvarez Areces; el viceconsejero de Promoción Cultural y Política Lingüística, Jorge Fernández León, y el concejal de Cultura de Gijón, Justo Vilabrille.

Taibo destacó la repercusión que ha tenido el certamen en medios de comunicación internacionales y ha agradecido el apoyo que le han dado al festival el Gobierno de Asturias y el Ayuntamiento de Gijón.

El presidente asturiano reivindicó su papel de “cofundador” de la Semana Negra y anunció que el año próximo volverá a “estar presente como un ‘semanero’ más”, ya que, tras haber anunciado su renuncia a la reelección, ya no será presidente regional.

Durante la clausura se entregaron los premios a los ganadores de los distintos certámenes literarios, en los que resultaron ganadores los argentinos Guillermo Orsi —el gran ganador de este año con el Premio Hammet—, Enrique Ferrari y Javier Sinay, los españoles Juan Miguel Aguilera y Gregorio Casamayor, y el cubano Alejandro Hernández.

Al Concurso Internacional de Relatos Policíacos se presentaron cerca de 150 manuscritos provenientes de todos los países de habla hispana. El ganador fue Enrique Ferrari por su relato “Ese nombre”. Quedaron finalistas la argentina Laura Masolo con “El otro camino” y los andaluces Javier Márquez Sánchez con “Charles Bronson era un cabrón” y Rafael Marín Trechera con “Nueve milímetros parbelum”. El jurado estuvo compuesto por Nacho Guirado (España), Eduardo Monteverde (México) y Sebastien Rutés (Francia).

El premio Celsius a la mejor obra de ciencia ficción, fantasía o terror de 2009 escrita en español, se ha concedido a la novela La red de Indra, del español Juan Miguel Aguilera, que se impuso a La última noche de Hipatia, de Eduardo Vaquerizo (España), Alarido de Dios, de José Miguel Vilar-Bou (España), y Unicornio, de Antonio Dyaz (España). Formaron el jurado de este premio Jorge Iván Argiz (España); Ricard Ibáñez (España) y Javier Negrete (España).

Juan Miguel Aguilera reconoce que le encanta la Semana Negra, así que recibir un premio en ella cumple sus ilusiones. En España la ciencia ficción está considerada un género muy menor, sin embargo, la Semana Negra la sitúa en un plano de igualdad y da valor a cada uno de los diferentes géneros. Reconoce que escribió La red de Indra como diversión y que espera que el lector tenga ese reflejo. Es una reivindicación de la literatura lírica.

El premio Espartaco a la mejor novela histórica de 2009 escrita en español se ha concedido a la novela Oro ciego, del cubano Alejandro Hernández. El resto de finalistas de esta edición han sido León Arsenal (España), con La luz de Egipto, Fermín Goñi (España), con Los sueños de un libertador, y Andrés Pérez Domínguez (España) con El violinista de Mauthausen. El jurado estuvo compuesto por los escritores Rafael Marín (España), Alfonso Mateo-Sagasta (España) y Nerea Riesco (España).

Alejandro Hernández dio las gracias y con mucho humor explicó que no cree que vuelva a escribir otra novela histórica, porque dan mucho trabajo. Agradece especialmente a su editorial y al escritor Fernando Marías que ha apoyado mucho a Oro ciego para que se publique en España.

El premio Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela de 2009 escrita en español se ha concedido a la novela La sopa de Dios, del español Gregorio Casamayor. Se quedaron a las puertas del premio las novelas La Virgen Cabeza, de Gabriela Cabezón Cámara (Argentina), Siete maneras de matar un gato, de Matías Néspolo (Argentina), Tengo una pistola, de Enrique Rubio (España), y Tarde, mal y nunca, de Carlos Zanón (España). El jurado estuvo formado por Mercedes Castro (España), Julio Murillo (España) y José Luis Muñoz (España).

Gregorio Casamayor agradeció el premio y contó que La sopa de Dios es una novela rara. Confesó que Ángel de la Calle, subdirector de la Semana Negra, le había dicho que no podía ganar, pues de las novelas que le gustaban a él, ninguna ganaba nunca. El autor reconoció que se lo había pasado muy bien en Gijón y que esperaba volver de nuevo a la Semana Negra.

El premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción sobre tema criminal de 2009 escrita en español se ha concedido a la obra Sangre joven, del argentino Javier Sinay. Los otros dos finalistas fueron Mariano Sánchez Soler (España) por Nuestra propia sangre y Javier Valdez Cárdenas (México) por Miss Narco. El jurado estuvo compuesto por Raúl Argemí (Argentina), Fernando Marías (España) y Carles Quílez (España).

Javier Sinay no se cree todavía este premio, piensa que la última vez que estuvo despierto fue en el aeropuerto de Buenos Aires, antes de volar a España. Sangre joven “es un libro de algo que no tiene ningún nombre definido: crónica, género periodístico”, explicó, agregando que él quería darle un espíritu de género negro.

El premio Dashiell Hammett a la mejor novela negra de 2009 escrita en español recayó sobre la novela Ciudad Santa, del argentino Guillermo Orsi. Esta novela se impuso a las de Cristina Fallarás (España), Así murió el poeta Guadalupe; Mario Mendoza (Colombia), Buda Blues; Eduardo Monteverde (México), Carroña’s Hotel; Carlos Bardem (España), Alacrán enamorado, y Carlos Salem (Argentina), Pero sigo siendo el rey. El jurado lo formaron Rodolfo Pérez Valero (Cuba), Julián Ibáñez (España) y Juan Ramón Biedma (España).

Orsi recordó que es la tercera vez que está en la Semana Negra. Sus viajes se han espaciado cada tres años. “Hay muchos premios literarios en el mundo muy bien dotados económicamente y con mucha distribución, sin embargo los que se dan en la Semana Negra son los más respetados por los autores: los dan los compañeros y se hace con toda la transparencia”, indicó, agregando en tono de broma distendida que “este año los que ganaron son muy buenos, menos el mío”.

Fuentes: EFELa República Cultural