Letras
Solar/Lunar

Comparte este contenido con tus amigos

I

Alquilé mis sentimientos
me mudaré
a la choza del silencio
no tendré vecinos
no tendré la dictadura
del reloj ni su altavoz
no tendré mapas
cero geografías

Físicamente a ti
no te tendré
pero sí
el sabor de tu sudor
de tus pezones
el caliente de tus gemidos

Vendí lo que pensaba de ti
lo siento
los compró
un traficante
de penas

 

II

Quien sabe de humanos
se contradice
Quien sabe de mí no sabe
nada
Quien sabe de amores
se atribula
Quien sabe de ti
no sabe que es prófugo
Quien se enamora
de ti...

 

III

Me invitas una copa
me bebo dos
Me invitas a charlar
no me callo
y tú ríes
Me invitas a tus dedos
los uno a los míos
los muerdo
Me invitas a tus labios
los contemplo
los beso
los muerdo
Tus párpados cerrados
Me invitas a tu traje
toco su textura
lo tiro al piso
Me invitas a tus ojos
veo tanto, tanto
que sollozo
Me invitas a tu piel
siento sus tormentas
sus travesuras
sus idas y vueltas
Me invitas a tu corazón
saludo
me despido

 

IV

Volveré sin zapatos
a Peniel
a la 185
doblando por la 9957
porque ahí
me quedé descalzo
Rebuscaré en sus burdeles
debajo de las camas
entre los senos
de las “señoritas”
a ver si encuentro
también
aquel sombrero marrón
con el cual jugaron
hasta quedarse dormidas
entre las sedas

Volveré porque aquí
ya no hay teatros
vibrantes
los poetas se esconden
en bibliotecas
los zapatos son caros
y tú estás vestida de blanco
en la Catedral

 

V

La actriz del porno
que espiaba
a través de sus trajes
transparentes
a través de sus escotes
que son la arquitectura
etérea para la
masturbación
Ella, esa actriz
me ha invitado
un café
Sacaré el catálogo
poético
lo abriré
entre sus labios
entre sus pechos
entre sus piernas
a ver qué pasa

Ella me mira seria
yo rio
ella ríe
yo río
ella me habla
de su pasado
yo le hablo
del futuro
ella me coge
la mano
yo le tapo
los ojos
con un beso
yo la abandono
con la mirada
ella me persigue
con sus lágrimas
de no sé por qué
yo vuelvo
con la preocupación
del porqué
ella me recoge
y me abraza
yo la abrazo
Me habla
de su pasado
yo le hablo
del presente
ella me abandona
mirando a la izquierda
yo la persigo
con unas palabras
de bien
ella las escucha
y vuelve a mí
Me invita otro café
yo la invito
a mi cuarto
ella se sonroja
me lanza
una cachetada
asertiva
que me vuelca la
desfachatez
yo le pido perdón
ella se va
yo la persigo
por la ciudad
no para
no paro
ella sigue
yo sigo
Ella se para
yo sigo
luego regreso
ella no está

 

VI

Estuve con todas
y con ninguna
No se asomaron
al vacío invisible
del abismo
que arrastra
mi otro yo

Tampoco vieron
el amuleto
que llevo
de la mala suerte
sepultado en mi
lengua

Pero tú
bruja farsante
sin muertos
hablantes y
deambulantes
en tus cuartos
has llegado angelicalmente

 

VII

Un cuerpo
de buque escuela
La lujuria
de océano
La cama
de faro
El orgasmo
de puerto