Letras
Hugo conoce a Julia

Comparte este contenido con tus amigos

Hugo quiere salir con Julia, pero no se atreve a decírselo. Para Hugo es más fácil enumerar lo que piensa y escribirlo que hablar con Julia. Puede ser algo como: estoy enamorado de ti = quiero estar contigo. O: #Amor hoy he descubierto que te amo. O: quiero salir contigo, ¿me querés?

Todo empezó hace un par de días en la playa. Unos perros enormes con la lengua afuera corriendo en la orilla, una tarde tirado al sol, el mar, las olas medianas, una cerveza fría con papas fritas, seguida de un helado de crema y medio paquete de galletas con chocolate. Julia llegó sonriendo, no es que le sonría a él en particular, Julia sonríe en general, a sus amigas, a Hugo, al vendedor de helados. Julia es feliz. Hugo no puede creer la suerte que tiene.

Julia llega tarde a la playa. Hugo había llegado temprano. Julia llega envuelta en un pareo amarillo. Hugo llegó con una mochila llena de libros y comida. Julia llega con una cámara de fotos en la mano. Hugo camina sobre la arena en cámara lenta. Julia corre sobre la arena. Hugo tarda en decidirse dónde extender su toalla. Julia se saca el pareo y lo utiliza para envolver la cámara antes de meterse en el mar. Hugo no entiende cómo Julia piensa secarse al salir y está preocupado por la cámara. Antes de enamorarse de ella, Hugo ya se preocupa por las cosas de Julia. Hugo decide sentarse y vigilar la cámara que Julia ha dejado envuelta en el pareo. A sus amigas parece no importarles gran cosa la cámara de Julia porque se ponen a hablar con el vendedor de helados. Hugo se sienta y está listo para impedir el robo de la cámara. Hugo cree que las amigas de Julia son unas taradas. Julia tarda en volver. Hugo se pone nervioso y le reprocha haber dejado una cámara envuelta en un pareo tirada en una playa cualquiera. Un joven atlético impide el robo de una cámara. Hugo no es precisamente un joven atlético, es joven eso sí. Muchacha morena de cabellos largos besa a un joven en la playa. Julia tiene el cabello lacio hasta la cintura y está bronceada, no es propiamente morena. Dos jóvenes se besan al atardecer. Hugo se cansa de sus pensamientos convertidos en oraciones. Julia todavía no aparece. Muchacha ahogada al caer la tarde. Hugo maldice a Julia y a sus amigas. Grupo de amigas mordidas por un dobermann con rabia. Julia vuelve corriendo. Hugo se hace el sorprendido. Julia le sonríe y se sienta en la arena. Se seca las manos con una esquina del pareo y saca la cámara. Saca fotos del mar, de las olas, de la puesta de sol, de sus amigas, del vendedor de helados, de ella misma. Empieza con sus pies, luego sus rodillas, su espalda con lunares diminutos, su cabello mojado, sus labios pequeños y delgados. Julia llama a sus amigas. Ellas se ríen y se acercan a Julia. El vendedor de helados deja su puesto y las sigue. Julia les saca fotos a sus amigas, ellas se aproximan a la cámara, se arreglan el cabello, se ponen los lentes de sol, una se sujeta el pareo, otra abraza al vendedor de helados. Un vendedor de helados ahogado en el mar. Las amigas de Julia se sientan junto a ella y Julia pasa la cámara de fotos al vendedor de helados. Desaparece un vendedor de helados con una cámara de fotos. Ellas posan riéndose, se paran, se abrazan, corren hacia el mar, el vendedor de helados las sigue con la cámara. Algunas se lanzan al mar, otras saltan las olas sin atreverse a entrar. ¡Julia, Julia! La llaman a los gritos. Julia corre y desaparece detrás de una ola. Muchachas mutiladas por ataque de tiburón. Julia sale y se acerca corriendo a Hugo. Hugo no se atreve a mirarla de frente. Julia se acerca tanto a él que salpica con sus cabellos los cachetes de Hugo. Hugo se estremece de frío, el agua está helada. Julia se ríe y le pregunta si puede sacar una foto del grupo. Hugo asiente, se para y camina detrás de Julia como hipnotizado. El vendedor de helados se acerca a Hugo y lo saluda como si lo conociera de toda la vida. Hugo evita mirarlo a los ojos, tampoco le responde al saludo. Hugo está a punto de romperlo a puñetazos. El vendedor de helados palmea la espalda de Hugo antes de meterse al mar con Julia y sus amigas. Un puesto de helados incendiado. Todos corren a meterse al mar, Julia incluida. Joven atlético pierde la paciencia y pisotea una cámara de fotos. Hugo ve a Julia a través del objetivo. La sigue con la cámara, se olvida de disparar, ellos están tan lejos que no se dan cuenta, saludan y sonríen hacia donde está Hugo, Julia incluida, ahora sonríe para él, de eso está seguro. Una morena se abalanza sobre un joven atlético. Julia es la primera en salir del mar. Hugo la ve acercarse a través del objetivo. Hugo se enamora de Julia. Un joven tímido se enamora de una muchacha feliz al atardecer. Hugo le devuelve la cámara a Julia, y ella lo abraza por los hombros, junta su cara a la de Hugo y sonríe. En la foto Julia mira a la cámara y Hugo mira a Julia. Julia le da un beso mojado en la mejilla y desaparece con la cámara. Hugo ya no tiene nada más que hacer en la playa, recoge sus cosas y se va sin mirar atrás.

Al día siguiente Hugo vuelve a la playa y se queda hasta el anochecer, Julia no aparece. Hugo vuelve el día que sigue, y el que sigue, y el que sigue. Y así hasta que vuelve a ver a Julia una semana más tarde. Esta vez Julia no trae la cámara de fotos y tampoco el pareo amarillo. Se sienta sobre la arena sin mirar a Hugo. Joven delgado asesina a muchacha de cabello largo porque se olvidó de saludarlo. Después de fumar un cigarrillo detrás de otro Julia se para, sacude su vestido azul y se va. Hugo no lo puede creer, Julia no lo ha reconocido. Joven atlético muere ahogado en una playa cualquiera, todo indica suicidio por amor.