Noticias
Sealtiel Alatriste
Alatriste: vergonzoso episodio.
Alatriste renuncia al Xavier Villaurrutia por acusaciones de plagio
Comparte este contenido con tus amigos

El escritor mexicano Sealtiel Alatriste (Ciudad de México, 1949), quien el pasado 23 de enero obtuvo el premio Xavier Villaurrutia, renunció al mismo ante las acusaciones de plagio que a través de las redes sociales hicieron públicas autores como Gabriel Zaid y Guillermo Sheridan. Además, el escritor dimitió de su cargo como coordinador de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

Alatriste obtuvo el premio en forma compartida con el escritor Felipe Garrido, y aunque en un primer momento declaró sentirse “feliz” y comprometido “a seguir escribiendo con la enorme ilusión que siempre me ha dado el hacerlo”, poco después tuvo que hacer frente a las acusaciones de Zaid y Sheridan, que desencadenaron una ola de críticas en medios digitales e impresos.

Zaid, aparte de calificar a Alatriste de “mediocre”, impugnó a la Unam por haber “colonizado” el galardón. “Una desgracia de la literatura mexicana es que ahora las instituciones millonarias pesan más que el buen juicio lector, cuando apapachan a sus mediocres”, escribió Zaid. “Y una desgracia del Premio Villaurrutia es que haya sido colonizado por la Unam, que impuso como premiado a su coordinador de Difusión Cultural, Sealtiel Alatriste, un alto funcionario que maneja buena parte de los 2.426 millones de pesos del presupuesto de extensión universitaria”.

Sheridan, a su vez Premio Villaurrutia 1989, acusó a Alatriste de haber tomado partes de un artículo del poeta español Javier Villán sobre Camilo José Cela, para hacer un texto propio. “Es una pena, pero es congruente con el nivel de gesticulación a la mexicana, que se le haya otorgado el ‘Premio Xavier Villaurrutia de escritores para escritores’ al señor Sealtiel Alatriste...”, escribió Sheridan.

“También es una pena para las instituciones otorgantes (la Sociedad Alfonsina Internacional, el Conaculta, el Inba) y para un premio que recibieron Rulfo y Paz, Revueltas y Garro, Elizondo y Zaid, Arredondo y Pacheco... Es una pena que un escritor engañe: las letras y la inteligencia mexicana configuraban un espacio de honestidad en un país proclive a la mentira. Ya no”, concluyó.

Entre las reacciones que desataron Zaid y Sheridan se encuentra la de Teófilo Huerta Moreno, quien ha denunciado a Alatriste como violador de los derechos de autor en el blog Sealtiel Alatriste, cazador de letras (violador de los derechos de autor).

El miércoles 15 de febrero, Alatriste pidió al rector de la Unam, José Narro Robles, que hiciera efectiva la separación de su cargo “para que se mesuren en su exacta dimensión las faltas que pude cometer en el pasado, y reivindicar mi obra literaria y mi trabajo como editor y funcionario de la cultura”. Narro aceptó la petición del funcionario.

En un comunicado personal enviado a la prensa, Alatriste explicó que las acusaciones responden a que había utilizado “párrafos de diversas fuentes en unos artículos que escribí hace años, y que representan una parte ínfima de los que he escrito. No voy a negar que la falta que se me atribuye sea cierta. Niego sin embargo que éstos, mis artículos, sean producto de un plagio”.

En la misiva, Alatriste señala que en sus artículos “lo sustancial parte de ideas y recuerdos propios, con un estilo personal que se puede rastrear en toda mi obra, y si en los casos señalados refieren algo ya escrito, investigado o conocido, no constituyen la médula de mi argumentación, y el propio sistema universal del derecho de autor lo admite como una conducta lícita, apuntando que la falta se limita a no haber entrecomillado o citado la fuente, sobre todo si ésta se realiza fuera del campo educativo o de la investigación científica”.

“No pretendo justificar, ni disculpo lo hecho, al contrario, me disculpo con quien pudiera sentirse ofendido con ello, pero sí creo necesario acotar mi error, pues no medré con esos párrafos, ni me adjudiqué el mérito de algún descubrimiento excepcional, ni los presenté en ninguna instancia académica, y nada tienen que ver con ningún libro que me hubiese hecho merecedor a cualquier premio”, continúa Alatriste.

Un grupo denominado Escritores contra el Plagio (donde aparecen las firmas de Sheridan, Ernesto Lumbreras, Carla Faesler, Gerardo Ochoa Sandy y Malú Huacuja del Toro, entre otras 233) abrió una consulta pública en el portal Change.org en la que se pedía al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a la Sociedad Alfonsina Internacional y al Instituto Nacional de Bellas Artes, retirar el Premio Xavier Villaurrutia a Alatriste.

Argumentan que “no se puede premiar el plagio. Quien plagia no es escritor, sino un ladrón de ideas y palabras. Cuando se utilizan fuentes ajenas, debe mediar un reconocimiento expreso como una cita o mención a la fuente. Sealtiel Alatriste ha demostrado no hacer eso y tomar párrafos enteros de otros escritores haciéndolos pasar por suyos. Esto no se debe permitir”.

Tras la renuncia de Alatriste al premio y a su cargo en la Unam, los escritores cerraron la consulta pública con la frase: “Renuncia Alatriste al premio. Gracias a todos. Logramos el cambio”.

El jueves 16, el rector Narro Robles dijo a la prensa que la situación presentada con Alatriste se limitaba al ámbito personal y no dañaba a la máxima casa mexicana de estudios en lo institucional. “Se trata de un asunto que involucra a una persona”, dijo Narro. “No tiene que ver con la institución, que funciona dentro de los términos, de los cánones de lo que es una universidad como la nuestra: donde se presenta la solicitud de separación y la propia renuncia, que por supuesto es de aceptarse. Que como yo he informado, el involucrado, el maestro Sealtiel Alatriste, ha quedado relevado de su responsabilidad y ha sido aceptada la renuncia”.

Sobre una posible sanción por parte de la Unam, Narro afirmó que se trata de un asunto externo que la institución resuelve con la renuncia del ex funcionario. “Son hechos que acontecen fuera del quehacer y la responsabilidad que (Alatriste) tenía como funcionario. Era una función distinta y, por lo que corresponde a la institución, reconociendo la falta y procediendo a la aceptación de la renuncia está cubierto el tema en lo que a la institución le corresponde”.

Ese mismo día, durante la sesión ordinaria del Consejo Universitario, el consejero alumno por el Colegio de Ciencias y Humanidades, Ricardo Enrique Núñez Ramírez, tomó la palabra en la discusión de asuntos generales para llamar a la defensa de la Unam de las “calumnias” del grupo Letras Libres. “Han hecho señalamientos en el sentido de que nuestra institución intenta colonizar el prestigiado premio Xavier Villaurrutia. He sabido que realizan críticas frecuentes a nuestra universidad con el afán de desprestigiarla. La Unam no es el único proyecto progresista y comprometido socialmente al que este grupo ha atacado, el periódico La Jornada también fue objeto de ataques infundados por parte de ellos”.

Núñez Ramírez aseveró que la casa de estudios es “una de las escasas instituciones que funcionan correctamente en este país y juega un papel de primer nivel en la reconstrucción del maltrecho tejido social, discutiendo y proponiendo diversas soluciones. Por esto, es necesario defenderla de calumnias que no tienen otro propósito que vulnerar el carácter crítico de la universidad pública. Llamamos al pleno del Consejo Universitario para que nos manifestemos en tal sentido”.

Luego de la salida de Sealtiel Alatriste de la Coordinación de Difusión Cultural, en algunos sectores de la comunidad universitaria se han comenzado a mencionar nombres de posibles sustitutos, entre los que se habla de Jimena Giménez Cacho, Juan Villoro, Jaime Labastida y José Woldenberg.

La entrega del Premio Xavier Villaurrutia a Felipe Garrido está programada para el próximo 27 de marzo, en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en Ciudad de México, a las 19 horas.

Fuentes: El UniversalLa JornadaProceso