Noticias
Rufino José Cuervo
Cuervo: homenajeado.
La RAE crea sala en homenaje al filólogo colombiano Rufino José Cuervo
Comparte este contenido con tus amigos

La Real Academia Española (RAE) inauguró este 14 de mayo una sala que lleva el nombre del filólogo y lingüista colombiano Rufino José Cuervo (Bogotá, 1844; París, 1911), de cuya muerte se cumplió un siglo el 17 de julio de 2011.

El acto contó, entre otros, con la presencia del director de la RAE, José Manuel Blecua; el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha; la directora del Instituto Caro y Cuervo de Colombia, Genoveva Iriarte; y el embajador de la República de Colombia, Orlando Sardi de Lima.

La conferencia inaugural de la sala corrió a cargo de Genoveva Iriarte, quien glosó la figura del filólogo en un discurso titulado “Rufino José Cuervo: a las puertas de la modernidad”. En ella, Iriarte recordó que el instituto que dirige, bajo la égida de Rufino José Cuervo, está empeñado en recuperar “la rica historia cultural colombiana, defenderla y difundirla”.

Iriarte calificó a Cuervo de “lingüista de la modernidad” y “pionero de la lingüística”. Asimismo, recordó que el filólogo colombiano siempre rechazó “el desdén con el que los españoles miraban el lenguaje en América” y que aludía a que los vocablos “eran los mismos que llevaron sus antepasados”.

La directora del Caro y Cuervo también señaló que el filólogo colombiano “recogió un valioso compendio de literatura de la época” y destacó su “ahínco investigador”.


En la inauguración de la sala estuvieron el director de la RAE, José Manuel Blecua (primer plano); el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha; la directora del Instituto Caro y Cuervo de Colombia, Genoveva Iriarte; y el embajador de la República de Colombia, Orlando Sardi de Lima.

Por su parte, Víctor García de la Concha se refirió a la biografía El Cuervo blanco, de Fernando Vallejo, que saldrá a la venta este 23 de mayo, y en la que se recoge una particular semblanza del filólogo colombiano. Según García de la Concha, entre otros aspectos, este es “un libro eruditísimo, radicalmente anticlerical y una biografía que se hace hagiografía”.

El director del Cervantes y director honorario de la RAE calificó este volumen de “literariamente bellísimo” y “el mejor retrato” de Cuervo. Asimismo, aludió a su gran obra: el Diccionario de construcción y régimen de la lengua castellana, en la que, según Vallejo, “busca un estudio de la vida de nuestra lengua a lo largo de la historia”.

García de la Concha recordó también que Cuervo siempre decía que se trataba de “dar luz sobre las palabras” que se prestaban a una singularidad lingüística.

Por su parte, el embajador de Colombia incidió en que Cuervo dedicó 30 años de su vida a este diccionario, que no pudo concluir debido a problemas de salud, pero que terminó finalmente el Instituto Caro y Cuervo.

José Manuel Blecua concluyó el acto apuntando que Cuervo fue “un ciudadano ejemplar y generoso que ordenó entregar todos sus bienes a los pobres de la comunidad”. Asimismo, le calificó de “trabajador infatigable y buscador constante de avances en la ciencia lingüística”.

Fuente: Europa Press