Noticias
Mario Vargas Llosa
Vargas Llosa: en Las Palmas he conocido gentes admirables.
Vargas Llosa designado Hijo Adoptivo de Las Palmas de Gran Canaria
Comparte este contenido con tus amigos

En un encuentro con la prensa, el Premio Nobel de Literatura 2010 atacó al peronismo en Argentina, al que consideró “barbarizante”.

El escritor peruano-español Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura en 2010, fue investido formalmente como Hijo Adoptivo de Las Palmas de Gran Canaria, en un acto protocolario celebrado el pasado miércoles 16 de mayo, y con el que el literato aseguró sellar su “fraternidad” con el Archipiélago canario.

El alcalde de la capital grancanaria, Juan José Cardona, fue el encargado de entregar el título de Hijo Adoptivo a Vargas Llosa en un acto de Honores y Distinciones realizado a escala reducida en el Teatro Pérez Galdós, ya que el escritor no pudo acudir a recogerlo en persona el 23 de junio de 2011.

Cardona agradeció el nombramiento a su predecesor, Jerónimo Saavedra, que firmó el acta que otorgaba la designación a Vargas Llosa en diciembre de 2010. Saavedra, ahora diputado del Común, presenció el acto en las primeras filas junto a otros ex alcaldes como Pepa Luzardo. También asistieron el presidente del gobierno canario, Paulino Rivero, y el del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, entre otras autoridades.

Tras leer la secretaria general del Ayuntamiento el acta de nombramiento, Cardona procedió a entregarle el título de Hijo Adoptivo. Tras los aplausos de rigor, Vargas Llosa dedicó al público unas palabras de agradecimiento. “No necesito decirles a ustedes lo emocionado y agradecido que estoy por esta distinción que generosamente me concede esta muy noble y muy leal ciudad”, dijo.

El premio Nobel agradeció la hospitalidad de la ciudad en todas sus visitas, un sitio en el que, dijo, ha conocido “gentes admirables” y entablado amistades que enriquecieron su vida. “Ahora añado esta nueva deuda y desde luego haré cuanto esté a mi alcance para corresponder a este reconocimiento. Espero tener siempre como un extraordinario estímulo en mi trabajo de escritor esta fraternidad que hoy día queda sellada con este título. Desde luego que voy a tratar de comportarme en adelante con la misma nobleza y la misma lealtad que ostenta esta tierra”.

Tras esta primera intervención del escritor, Cardona tomó la palabra en el atril para dar las gracias a Vargas Llosa y ensalzar tanto su obra literaria como su ideario político. “Sus ideas sobre el nacionalismo, o como él lo califica, ‘esa ideología —o más bien religión— provinciana, de corto vuelo y excluyente’, nos da la pista de la altura intelectual de un hombre que nos enseña cada día el valor del respeto y la tolerancia”, dijo.

Cardona se identificó con otras manifestaciones parecidas del escritor como la defensa que el hispano peruano ha hecho de la monarquía española, “una institución muy válida y muy necesaria para España”.

Tras el discurso del alcalde de la ciudad, los cerca de mil espectadores invitados al acto pudieron disfrutar de la actuación del timplista Germán López, quien interpretó en homenaje a Vargas Llosa el vals peruano “La flor de la canela” y el clásico andino “El cóndor pasa”.

El gran amigo y colaborador de Vargas Llosa, el escritor grancanario Juan José Armas Marcelo, fue el encargado de dar paso al homenajeado. Con un discurso sobre la vida y obra de Vargas Llosa, Armas Marcelo glosó la carrera literaria del homenajeado estableciendo un paralelismo con el canario Benito Pérez Galdós.

“El escritor del siglo XIX y Mario Vargas Llosa tienen mucho que ver y su vidas novelescas tienen tanto en común como sus propias narraciones sobre la vida; hay más coincidencias que diferencias entre ambos”. El comentario dio paso al escenario al protagonista, quien a lo largo de hora y cuarto desgranó la génesis de su novela La ciudad y los perros.

Previamente, en un encuentro con la prensa, Vargas Llosa culpó al peronismo de la “autodestrucción” que, a su juicio, está llevado a Argentina al subdesarrollo, el empobrecimiento y el populismo, y comparó su trayectoria con la que llevó al poder en Alemania a Adolf Hitler.

Defendió que América Latina vive uno de los mejores momentos de su historia en términos de democracia, libertades y prosperidad, y rechazó que exista conflicto alguno entre las dos orillas del Atlántico, sino “excepciones”, como Argentina, Bolivia o Venezuela.

El escritor se centró en particular en la situación de Argentina, que —recordó— era un país “del primer mundo” cuando “tres cuartas parte de Europa estaban en el subdesarrollo”, que fue la primera nación que acabó con el analfabetismo y que, hasta mediados del siglo XX, disfrutó de una prosperidad “envidiable”.

El autor de La casa verde sostuvo que esa dinámica se quebró de una manera “trágica” para Argentina y para los argentinos “sin que haya habido ningún factor externo que conspire contra su desarrollo”, sino por la irrupción del peronismo, cuyas políticas están teniendo como consecuencia el “empobrecimiento” y la “barbarización” del país.

“Ese flagelo se lo imponen los propios argentinos y se llama peronismo. Bueno, no es el único caso en la historia: los alemanes con Hitler hicieron una cosa parecida y por lo menos han salido de eso. La tragedia de Argentina es que nunca ha salido de eso”, manifestó.

El escritor peruano lamentó además que, hoy, el peronismo abarque todo el espectro político de un país que hace décadas era ejemplo por su clase media, por su modélico sistema educativo y por el gran nivel cultural de su sociedad civil.

“Ahora tenemos un peronismo que es todo: es la extrema derecha, es el centro, es el centro izquierda, es la extrema izquierda, es la democracia y es el terrorismo, es la demagogia y es la insensatez... Todo es el peronismo”, denunció.

Vargas Llosa se refirió también a la actual presidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, para describirla como “un ejemplo flagrante” de la “vocación autodestructiva” en la que, desde su punto de vista, está atrapada Argentina desde hace años.

Además, opinó que la tensión que ahora se está viviendo entre España y Argentina tras la nacionalización de YPF no es un hecho aislado, “sino un episodio dentro de muchísimos otros, de políticas puramente demagógicas, puramente presentistas”.

“Ese es un problema que no sólo tienen los españoles con Argentina, lo tienen sobre todos los argentinos con Argentina, por la insensatez de las políticas de la señora Kirchner. Esta señora practica unas políticas populistas, absolutamente demagógicas e insensatas que a quienes van a perjudicar, sobre todo, es a los argentinos”, sentenció.

Fuentes: EFELa Opinión de Tenerife