Noticias
Eugenio Trías
Trías: el filósofo más destacado desde Ortega y Gasset.
Falleció el filósofo español Eugenio Trías
Comparte este contenido con tus amigos

El filósofo catalán Eugenio Trías murió el pasado domingo 10 de febrero, a los 70 años, en la Clínica Dexeus de Barcelona, como consecuencia de una insuficiencia respiratoria y tras una larga lucha contra un cáncer de pulmón que le fue diagnosticado en 2005.

Considerado el pensador en lengua castellana más destacado desde Ortega y Gasset, Trías abordó todos los campos de la filosofía aunque se dedicó sobre todo a la filosofía del arte y la estética y la de la religión.

Conocido por su concepto de la “filosofía al límite”, Trías desarrolló su actividad intelectual en campos tan diversos como la ética, la reflexión cívico-política, la filosofía de las religiones y la ontología. Filósofo, profesor y ensayista español, fue Premio Internacional de Ensayo Caballero Bonald (2011) por su obra La imaginación sonora y Premio Internacional Friedrich Nietzsche (1995).

Su pensamiento atravesó las escalas del estructuralismo heterodoxo de Michel Foucault, el marxismo y Nietzsche hasta encontrar una filosofía y un lenguaje propios, que Trías resumió en el concepto de “límite”, sobre el que asentó a partir de los años ochenta su razonamiento, sintetizado en La aventura filosófica (1988).

Trías nació el 31 de agosto de 1942 en Barcelona, en el seno de una familia acomodada —hijo del conocido abogado franquista Carlos Trías Bertrán— y estudió en el colegio de los jesuitas de Sarriá. En 1960 comenzó filosofía en la Universidad de Barcelona y luego siguió los estudios en las universidades de Pamplona, Madrid, Bonn y Colonia. En 1964 obtuvo la licenciatura y, entre 1965 y 1970, fue profesor ayudante y adjunto en las universidades Central y Autónoma de su ciudad natal.

Tras doctorarse se dedicó a la docencia y a escribir ensayos. En 1976 enseñó estética y composición en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, donde pasó a ser catedrático en 1986 y permaneció hasta 1992, cuando se convirtió en profesor de filosofía de la Universidad Pompeu-Fabra, centro en que ejerció la Cátedra de Historia de las Ideas.

Copartícipe en la creación de la fundación nicaragüense para estudiantes Raíces Solidarias y Medalla de la Ciudad de Buenos Aires, impartió con relativa frecuencia cursos y conferencias en Latinoamérica. En 2003, durante la presentación de sus memorias El árbol de la vida, habló de su pertenencia a dos movimientos contrarios entre sí pero que, al final, según el filósofo, tuvieron mucho en común como el Opus Dei y el Partido Comunista.

Trías calificó de “claroscuro” su experiencia como miembro en el primero, aunque le permitió descubrir que quería dedicar su vida a la filosofía. Por el contrario, definió su andadura comunista como “la actitud comprometida de un joven profesor”, pero que no sacó “nada interesante”.

Se autodefinía como un “exorcista ilustrado que somete a la razón filosófica a un permanente diálogo con sus sombras”. Es autor de una veintena de libros. El primero de ellos, La filosofía y su sombra, apareció en 1969. Publicó, entre otros ensayos, Metodología del pensamiento mágico (1970), La dispersión (1971), Drama e identidad (1974), El artista y la ciudad (1975), Filosofía y carnaval (1976), Meditación sobre el poder (1977), Lo bello y lo siniestro (1981) o Los límites del mundo (1985).

Otras obras de su autoría son La aventura filosófica (1988), Lógica del límite (1991), El cansancio de Occidente (1992), La edad del espíritu (1994), Pensar la religión (1997), Vértigo y pasión (1998), La razón fronteriza (1999), Ética y condición humana (2000), Pensar en público (2001), Filosofía del límite e inconsciente (2004), La política y su sombra (2005). En El canto de las sirenas (2007), Creaciones filosóficas (2009) y La imaginación sonora (2010) entabló un diálogo entre música y filosofía.

Fuente: Público