Artículos y reportajes
“Moradas narrativas: Latinoamérica en el siglo XX”, de Aymará de Llano (editora)
Moradas narrativas: Latinoamérica en el siglo XX
Aymará de Llano (editora)
Editorial Martín-UNMDP
Mar del Plata, 2012
Voces de la literatura latinoamericana del siglo XX

Comparte este contenido con tus amigos

Moradas narrativas: Latinoamérica en el siglo XX es el título del libro que coordinó Aymará de Llano y acaban de editar la Universidad Nacional de Mar del Plata y la editorial Martín.

El volumen, que se presenta en formato digital, se constituye a partir de artículos de ocho investigadores argentinos y latinoamericanos que recorren la obra narrativa de autores del subcontinente. Los trabajos que se presentan están centrados en la producción literaria de la segunda mitad del siglo XX, aunque también encuentra allí su lugar Felisberto Hernández “puesto que, si bien su producción es anterior, presenta rupturas comunes a la obra de los otros autores seleccionados”, señala De Llano en la presentación del volumen.

Entre los escritores que son motivo de ocupación aparecen nombres ya clásicos en la literatura, como el ya mencionado uruguayo Felisberto Hernández, el guatemalteco Augusto Monterroso, el mejicano Sergio Pitol o los chilenos Roberto Bolaño y Pedro Lemebel, como un interesantísimo rescate de otros que trabajan alejados e incluso enfrentados con el canon hegemónico.

En este sentido, Francisco Aiello se ocupa de la poco explorada literatura del Caribe francófono y la obra del escritor haitiano Dany Laferrière. Por su parte, De Llano trabaja sobre la narrativa de raíz afro en Perú, con atención a los cuentos de Gálvez Roncero y Cronwell Jara. El poeta peruano Gonzalo Espino Relucé analiza la obra de tres compatriotas que se alejan del circuito hegemónico: Miguel Malpartida Besada, Macedonio Villafán Broncano y Nilo Tomaylla.

Por otra parte, el volumen incursiona también en los proyectos de escritores latinoamericanos más difundidos, buscando en ellos alternativas novedosas que contribuyan a la ampliación del debate sobre sus obras. María Pía Pasetti, por ejemplo, analiza “Explicación falsa de mis cuentos”, el único metatexto explicativo de Felisberto Hernández. Por su parte, Martín Presenza busca dilucidar las ideas sobre la literatura que aparecen en Los detectives salvajes de Roberto Bolaño. Monterroso y la construcción de una escritura para leer-se es el tema sobre el que trabaja María Teresa Sánchez, quien analiza tanto los textos más conocidos del autor como aquellos que no circulan en el país. Gabriela Urrutibehety, a su vez, indaga en la única novela de Pedro Lemebel y sus relaciones con la telenovela, el melodrama y la puesta en escena. Finalmente, Pilar Vila trabaja sobre el modo en que el mejicano construye su propio canon.

Como señala De Llano, la propuesta de crítica literaria que se lleva adelante en Moradas narrativas aspira a favorecer y enriquecer “la conformación del campo discursivo de las identidades latinoamericanas”.

¿Por qué ocuparse de la segunda mitad del siglo XX? Como indica De Llano, es en este período cuando se produjo “una inflexión respecto del pensamiento de y sobre Latinoamérica que se venía urdiendo desde el siglo XIX”.

Moradas narrativas forma parte del proyecto “Tradición y ruptura III” que dirige De Llano en la Universidad de Mar del Plata. En la misma línea de la dualidad que titula el proyecto, propone un recorrido particular, vinculado tanto con la profundización como con la difusión de autores y literaturas que no son tan conocidos en nuestro país, puesto que “se insiste en lecturas canónicas, a veces por voluntad propia, y otras por falta de circulación del material”.