Noticias
Miguel Sáenz
Sáenz: desde el aire.
La RAE acoge como nuevo miembro al traductor Miguel Sáenz
Comparte este contenido con tus amigos

Miguel Sáenz ingresó el pasado 22 de junio en la Real Academia Española (RAE) con un discurso sobre la traducción, especialidad a la que se ha dedicado gracias a sus grandes conocimientos de idiomas, hasta siete, que le han permitido dar voz en castellano a reputados autores como Günter Grass, Joseph Conrad, Kafka o Goethe, y ejercer en Naciones Unidas en Nueva York, en Viena y en Ginebra.

Además, el amplio conocimiento del vocabulario de la aviación de Sáenz, que ha sido teniente auditor del Cuerpo Jurídico del Aire y se convierte en el primer representante del Ejército del Aire que entra en la RAE, vendrá muy bien para mejorar los términos correspondientes a ese campo en el Diccionario académico.

Sáenz atesora el Premio Nacional de Traducción, el Nacional Austríaco de Traducción Literaria; el de la Unión Europea por Es cuento largo, de Günter Grass; y el Fray Luis de León por El rodaballo, también de Grass. Ocupará el sillón “b”, que perteneció, además de a su predecesor, Eliseo Álvarez-Arenas, al cardenal Tarancón y a Ramón Menéndez Pidal.

Su discurso Servidumbre y grandeza de la traducción trata del aspecto que ha tenido siempre la traducción “como actividad un poco olvidada, secundaria, servil, pero que al mismo tiempo puede ser muy creadora y muy importante”. Su dominio del lenguaje abarca desde el francés al inglés y el alemán, y posee amplios conocimientos de portugués, italiano, ruso, árabe y algo de sueco.

“Un libro traducido es como un cadáver mutilado por un coche hasta quedar irreconocible. Se puede buscar los pedazos pero ya no sirve de nada”

El último ingreso en la RAE fue el de la catedrática de literatura española de la Universidad de Zaragoza Aurora Egido, que ahora ocupa la silla “B”, que se encontraba vacante desde el fallecimiento del cineasta José Luis Borau.

Fuente: Hechos de Hoy