Letras de la Tierra de Letras - La poesía y la narrativa de Hispanoamérica
Indice de esta edición
Edición Nº 43
16 de marzo
de 1998

Comparte este contenido con tus amigos
Poemas

Javier L. Iglesias Alfonso


Tu fantasma

(Para Alicia Alfaro)

No me dejes en el pasado
porque no alcanza
devuélveme el sentido
de las madrugadas
tus caricias como almohada
tu espalda como espejo
tus besos que me desgarran

Devuélveme las calles
que alumbraste
de esta ciudad que se apaga
el libro de poesías, el cementerio
los rones y tu virginidad
junto a La Habana

Devuélvemelo todo
y si no puedes
con tu presencia basta

Rescátame de esta soledad
para anidar junto a tu cuerpo
sin tiempo ni distancia.


Gracias a la música

Si yo supiera leer partitura,
comprendería la armonía de tus caderas
y te invitaría a cerrar los ojos
para ver la música
o simplemente te diría
yo soy la música,
tú la nota más lograda
de mi próximo concierto.


Final de la inocencia

Un pájaro mata a un niño
sin el misterio del celuloide
cansado de ser el blanco
su vuelo es preciso
hasta la horquetilla
que lanza su grito al futuro

La historia
no siempre se repite
el tira-piedra de la infancia
es el primer escalón.


Sueño roto

Te despido
enterrando tu esperanza
el significado del futuro
hundido en el último
vaso de ron

Sin los amigos
que no están porque
quedaron a mitad del camino
donde el mar no tiene bandera

Y con los que están
llenos de interrogantes
sin respuestas
buscando una ventana
para no morir

Te espero
con la oscuridad
de cada manana
cuando el sol no alcanza

Y no veo más allá
de un sueño roto
porque los años
llegaron tarde.


Un pantalón en la silla

Una mujer me desnuda
me invita a lamer sus interiores

Tiene 20 años
la imaginación no conoce del tiempo

Jugamos a sacrificar el sueño
me regala una mañana
me dice que le llene sus espacios
yo le pido café.


Buscando una respuesta

(A Cristina Núñez)

Te prometo
mirarte desde adentro
olvidar la mitad
seguir prostituyéndome
no jugar a los encuentros.

Pero no prometo
dejar de amarte
porque si no lo olvido.

¿Y qué es el olvido?

Tal vez una puerta

¿Qué soy yo?

Una pregunta.


Histriónica

Te escribo un poema
y estudio astronomía
para amar el signo
de tu cuerpo desnudo

Jugar a perderme
en tus pecas Isabel

Detendré el tiempo
diciendo un discurso
con amor se paga la deuda

Puedo decir Jessica
                   Meryl

Y pensaré en ustedes
ajenas culpables
del color de mis sábanas.


Tiempo de nostalgia

No tengo por qué temerle a los ciclones
ni los cuadros de Flora me preocupan

Estoy consciente
se avecina un tiempo de nostalgia
entonces me refugio en el caracol
dejándome guiar por tus ojos

Ahora que todo está confuso
los sistemas sociales son un hueco
sin haber mayor locura que mi cuarto

Donde el naranjal pierde sus prendas
la hojarasca revuelve mi memoria
y amo al ermitaño
que le molesta estar vivo

Cuando lo lógico sería
romper el caracol
y gritar tu nombre.


       

Indice de esta edición

Letralia, Tierra de Letras, es una producción de JGJ Binaria.
Todos los derechos reservados. ©1996, 1998. Cagua, estado Aragua, Venezuela
Página anterior Próxima página Página principal de Letralia Nuestra dirección de correo electrónico Portada de esta edición Editorial Noticias culturales del ámbito hispanoamericano Literatura en Internet Artículos y reportajes Letras de la Tierra de Letras, nuestra sección de creación El buzón de la Tierra de Letras