Doble en las rocas. 18 años y Nº 300 de Letralia • Varios autores
Poemas

“The Lost Weekend” (“Días sin huella”), de Billy Wilder

A mi hermano intolerante

Algún día perduraré sobrio
seis meses en forma continua

Mientras
me inclino ante la Majestad
del Vicio

Mi hermano tiene muy poca tolerancia
al alcohol y a los alcohólicos

Caí en las garras en las que caí

Esperemos que la ginebra
no llegue al río.

 

The Lost Weekend

De izquierda a derecha abro mostrando rascacielos
me acerco a la ventana de la que sujetada con cordel
pende una botella

El novelista acomoda sus camisas cercado por el whisky
promete volver a ser
promete volver
a ser un William Faulkner
volver a ser
el constructor de “Levantad, carpinteros, la viga del tejado”
volver a ser
el que concibió o concebiría a Jabberwhorl Cronstadt
volver a ser
quien trascendió o trascendería “En dudosa batalla”

“Volver a ser”:
filmó su novela.

The Lost Weekend (Días sin huella), de Billy Wilder.

 

The Lonely Passion of Judith Hearne

—Deja ya de hacer eso, Yudy

—Sí, tía, en misa
Corazón Sagrado
el hipo
y que Dios la guarde

—Deja ya de hacer eso, Yudy

—Sí, tía, me cortejan
Corazón Sagrado
recibo gardenias
del más amoroso
y que Dios la guarde

—Deja ya de hacer eso, Yudy

—Sí, pero no del todo, tía
sólo un vasito
Corazón Sagrado
clavo un clavito
y que Dios la guarde

—Deja ya de hacer eso, Yudy

—Sí, tía, hasta cierto punto
dejo ya
Corazón Sagrado
y un martillito
derramando el whisky
y que Dios la guarde
sobre mi alma

—Deja ya de hacer eso, Yudy

—Sí, pero había un sexo
genitales, tía
Corazón Sagrado
cuelgo el cuadrito
y en mi cuerpo
y que Dios la guarde

—Deja ya de hacer eso, Yudy

—Sí, tía, una señal
en mi cuerpo esperaba
Corazón Sagrado
la ginebra
y que Dios la guarde

—Deja ya de hacer eso, Yudy

—Sí, dejo, tía
en el atrio mi cuerpo
la esperaba
Corazón Sagrado
otra gardenia
y que Dios la guarde

—Deja ya de hacer eso, Yudy

—Sí, tía, dejo ya la tierra
que no arrojé sobre la tumba de mi madre
cómo no
la arrojaré sobre su propia tumba
Corazón Sagrado
y que Dios la guarde.

The Lonely Passion of Judith Hearne (La pasión solitaria de Judith Hearne), de Jack Clayton.

 


 

No nos une la afición al alcohol
sino al quebranto

Será por eso
que la excito tanto.

 


 

Husbands

Rajen
aunque se note
por la bebida
lleguen a nada

Rajen, alentándose
por la nada rosada
                  tapizada
de brusco bermellón

Rajen, que ahí viene el silencio
se les cae encima

Rájense improvisando una estudiantina
propáguense por el extranjero, de farra
pescados por esa máquina de la verdad que es Cassavetes

Durante la resaca, rájense
un brío grotesco los visita
en rueda de amigos

Rájense
                   por una vía rápida
tres tremendos traviesos
casi aviesos

Indomeñables rajadores.

Husbands (Maridos), filme dirigido por John Cassavetes.

 

La taberna fantástica

Ciego en Gato Negro
ciego en el Gato con Gafas
el ciego con gafas oscuras en el Gato con Gafas

El Rojo en el Gato Negro
borrachín en el Gato Abstemio
Rogelio, el Rojo, acompañado en su dolor
y hasta la última gota

Coñac, cerveza y vino blanco
refrescando un guapazo sus cataplines
con los que ha barrido el piso modesto
de la Fantástica

Anís y vino tinto, y oporto
entonando a los quintilleros desafiándose
circunvalándose

Rojo gato atravesado
por la navaja del motociclista.

La taberna fantástica, filme dirigido por Julián Marcos.

 

La villa del venerdì

Dignamente ebrio, solo
la proyecta
ebria, acompañada
Mitigar sobre pianos
expandir sobre nalgas
La trituradora de los lavabos
al límite
opera
arde.

La villa del venerdì, filme dirigido por Mauro Bolognini