“El retrato del número dos”, de Marisol Correia

Comparte este contenido con tus amigos

Dicen que siempre es bueno mantener a nuestro niño interno.
A mí me parece, que siempre es mejor mantener a nuestro adulto interno.
Y a nuestro niño, siempre... dejarlo salir.

 

Internet, agosto de 2007