Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Surez

Cuatro poemas

• Lunes 30 de enero de 2017

Lanza

En la humedad de su ojo hundes tú la espada.
Paul Celan

Lanza suspendida en aire
antes de caer
flota despacio
insinúa
quizás
la posibilidad de la huida
irradia
quizás
algún brote de clemencia
antes
de la dureza invasora
antes
de partir mi carne
en dos amados tajos.

 

Entregarse

Entregarse
como una historia que se derrite
exponer
la arruga y la cicatriz
revelar también
la sonrisa contundente del cuerpo
dar de beber el agua turbia del corazón.

Entregarse
descalzo
sin más atavío que el candil
de los ojos indomables,
puro
como quien se entrega
a la muerte.

 

Alguna vez seguiste el curso de las jaurías

Alguna vez seguiste el curso de las jaurías
guiado
por aquel olor a surcos
poseído
por el mareo
que se derramaba sobre la multitud.

Ciego
aprendiste a morder
y a desgarrar como los otros.

El amanecer
rasgó el velamen
menguante
de la noche
para ofrecerte un horror
recién nacido.

Mataste a los tuyos en la oscuridad
tú eras parte
de lo débil que devorabas
tú eras
la presa.

 

Las afinidades

Naturaleza cazadora y cazada
hallazgo de signos que reavivan
………………….el lazo casi metálico

Sustancias filosas que se amenazan,
…………………………..albúmina imantada que grita.

Miembros que se acechan
buscando la comunión última.

Mil desgarraduras que aturden
hasta juntarse.

 

Para amar la cicatriz

La mano sin piedad
hurga en tu significado
hasta el leve suplicio.

Araña hasta que brota la roja espesura
aniquila el mínimo asomo de misericordia.

Rompe la piel
………………..para poder besar la cicatriz.

Letralia

Letralia

Letralia, Tierra de Letras, es desde 1996 la revista de los escritores de habla hispana. Para enviarnos información sobre literatura y cultura en general escríbanos a info@letralia.com.
Letralia

Textos recientes de Letralia (ver todo)

30% de descuento en el Taller de Cuento de Letralia