Letralia, Tierra de Letras - Edición Nº 10, del 7 de octubre de 1996

Artículos y reportajes

Comparte este contenido con tus amigos

Macarena y Mr. Dole

José Catalán Deus

Con ocasión del 12 de octubre, e inspirado en las discusiones en curso en una lista de correo electrónico titulada "de humanistas latinoamericanos" la web-revista Pórtico publica un coctel surrealista de piezas de muy diversas procedencias, sin comentarios ni conclusiones para que así queden a gusto del lector. El hilo conductor de las siete piezas de que se compone el experimento es la letra eñe, y sus respectivos enunciados son los siguientes:

  1. Escuchen al Concilio de Jefes y Ancianos: fuimos los de ayer y seremos los de mañana (periódico Boletín Ong, Madrid/Londres).

  2. Miren qué oportunidad según Vattimo: la debilidad de las culturas hegemónicas (Marisa Berttolini & Mauricio Langon, Uruguay).

  3. Presten atención a lo que les cuenta La China, "Pucha, Mandemos Cholos a Arabia" (revista Caretas, Perú).

  4. Así la describe "Potencia en Habla Hispana": la tierra donde lo no-contemporáneo es simultáneo (Golden Dawn, Montevideo).

  5. Y le cuentan un chiste de cubanos desde Suecia, antes de que un espontáneo demande: No se olviden de Portugal y España.

  6. Dirán que no somos serios, pero no estaría completo este surrealista rompecabezas sin la canción "Macarena" y Bob Dole —el aspirante republicano a la Casa Blanca— en su fallido intento de bailarla.

Una muestra aleatoria de sus contenidos sería así:

1111111111111111111111)

El Concilio de Jefes y Ancianos, con representantes del Consejo Cheroqui, La Voz del Indio y Kanto de la Tierra, mandó una delegación a España con motivo de las celebraciones del V Centenario del Descubrimiento en 1992.

La delegación plantó un árbol en la Casa de América, en la plaza de la Cibeles de Madrid el 26 de septiembre de 1992. Y leyó un breve documento que decía:

"En esta culminación de los 500 años del descubrimiento... hemos venido a España sembrando las semillas de paz y supervivencia para que se germine un verdadero encuentro entre la gente indígena y los europeos. De esta forma, haciendo un modelo para los gobiernos del mundo entero... haremos una nueva relación humana digna en el futuro... Con respeto y entendimiento de la vida y sus ciclos vitales podemos volver a compartir alternativas y soluciones para conducirnos a la Armonía Planetaria. Venimos con nuestros conocimientos y medicinas para aportar a la gran tarea común. Toda la humanidad tiene sus raíces en los antepasados. Fuimos los de ayer, somos los de hoy y seremos los de mañana".

2222222222222222222222)

La posibilidad del diálogo intercultural se privilegia como preocupación en el pensamiento de Vattimo. Para este autor, como para Ricoeur, el encuentro con otras culturas "nunca es un ejercicio inofensivo", al punto que ubica la rebeldía de los pueblos colonizados junto al advenimiento de la sociedad de la comunicación generalizada como las variables más significativas en el proceso de crisis de la Modernidad.

Desde la peculiar interpretación de Vattimo estos dos hechos confluyen para erosionar todo principio de verdad y realidad.

La realidad una en sí, sólida, se pierde, y es "más bien el resultado del entrecruzarse, del contaminarse, de múltiples imágenes, interpretaciones, sin coordinación central alguna". A partir de aquí se desencadena la originalidad mayor del análisis. Vattimo percibe en la pérdida del "sentido de la realidad", la ocasión de emancipación. "Vivir en este mundo múltiple, significa experimentar la libertad como oscilación entre la pertenencia y el extrañamiento".

Toda experiencia de realidad está abocada a perecer y ser sustituida por otra. Esto debilita a cada interlocutor. Y es justo la debilidad la que hace posible el diálogo. Ya no se repite el relato monológico, siempre sabido, aburrido, compacto. Por eso es posible escuchar los mensajes que vienen del otro.

3333333333333333)

Por el amor de Dios, pucha, ¿ya le viste la cara al corroncho ese que ha salido elegido en el Ecuador? Te juro, hija, o sea, cuando me lo encontré en la televisión la otra noche que me volvió a dar insomnio, o sea, a raíz de que me acordé que Freud alguna vez había escrito que la mujer de 35 (o sea, yo), pucha, es la grasa que lubrica los horrorosos engranajes de la existencia, pucha, casi me da uno de esos ataques peludos de los que no tengo memoria desde hace más o menos el día fatal de 1990, ese en que nuestro querido país, pucha, o sea, se enteró de que en lugar de un conductor, o sea, acababa de elegir a un par de ojales, ¿te puedes imaginar? Porque te voy a decir una cosa, hija, ahora con lo del ecuatoriano horrible ese, pucha, ya me convencí de que todo este asunto no tiene nada de casual y que se trata, ay no se, o sea, de un plan calculadísimo de un montón de países de por allá que, o sea, quieren hacer que nuestros cholos (que como tú sabes, o sea, son tan volubles por la mala alimentación que reciben hasta los quince años), pucha, se identifiquen con otro modelo étnico para después invadirnos y claro, o sea, yo no tendría mayor problema si la cosa fuera para mejor, pero hija, que quieres que te diga.

444444444444444444444)

...El Area integrada por las Naciones de la Comunidad que tienen el Español Moderno como Idioma Oficial. Incluye las Comunidades Hispanas de otras Naciones, más los Hispanos en la diáspora del mundo entero.

Y aspira a contribuir a la más plena integración espiritual con el área afro-amerindia, los llamados pueblos testigos, descendientes de las Grandes Civilizaciones Azteca, Maya e Inca, más los descendientes de Pueblos Africanos, más la diversa inmigración asiática de los últimos siglos.

Somos, nos movemos y tenemos nuestro Ser en un vasto crisol de razas, en que el tiempo no ha resuelto profundas contradicciones e injusticias del proceso histórico, que dificultaron asumir plenamente una identidad latinoamericana.

Actualmente, cobra fuerza y vigor la opción de las Autonomías Federadas biorregionales y culturales, cancelándose aquellas del verticalismo piramidal, el autoritarismo, el individualismo, el paternalismo, las utopías teocráticas y el culto a personalidades. De los grandes desengaños nacen las grandes libertades.

...Hundir sus raíces en cada suelo. Suelo de Guatemala, por ejemplo, con la mitad de la población maya que habla dialectos de origen precolombino; suelo de Los Angeles (EE.UU.) con sus tres millones de hispanos, tantos como los habitantes de Nicaragua, o Puerto Rico, o Uruguay, o Costa Rica, y más que Panamá. Suelo de Bahía, donde se va a misa de domingos por la mañana y al "Terreiro" umbandista por la noche, con sus sincretismos afro-cristianos. Suelo Rioplatense, con ciudades de atmósfera europea. Suelo de Gramado y Canela, con rubias cabelleras sajonas, recorte de Suiza y Alemania pegado en las cumbres de morros brasileiros.

Nuestro mundo hispano-indo-afro-ibero-americano es único... y maravilloso. Mosaico de sociedades y economías sorprendentemente diversas, pero con una unidad de destino, somos vistos como un solo bloque por la Comunidad Internacional. Tierra de contrastes, donde especímenes humanos del Neolítico, es decir indígenas de la Edad de Piedra en el Amazonas conviven a un tiro de flecha con genios casi ignorados trabajando en laboratorios dotados de tecnología de punta que investigan los vegetales de una flora y fauna exuberantes, llenas de misterios. Asiento de museos políticos e ideológicos vivientes en algunas regiones, es la tierra, al decir de los sociólogos, donde lo no contemporáneo es simultáneo...

555555555555555)

Una anécdota pa'l fin de semana:

"Un periodista uruguayo está en Cuba, a principios de los sesenta. Llama por teléfono a una oficina estatal.

—¡Patria o muerte...! —le dicen, esperando el "Venceremos", como contraseña.

—Y... si se puede elegir... ¡Patria! —responde".

Saludos pá', digo, matrióticos.

6666666666666666666)

A propósito de los debates iniciados sobre una ciencia latinoamericana, sobre nuestro idioma y el inglés, etc., quisiera pedirles que no se olviden de quienes desde el otro lado del charco pensamos que existe algo así como Iberoamérica, y que desde España, y supongo que desde Portugal también, nos sentimos parte de una comunidad cultural hispana que el nuevo milenio ayude a encontrarse.

Esa sería mejor perspectiva, mejor horizonte en el debatir de si serán posibles otras culturas no-anglo en el siglo XXI.

Por encima de la Unión Europea y las contingencias políticas, creo que la identidad que buscan/construyen/desean está más cerca que nunca y que por supuesto incluye junto a los países americanos, a los países europeos madres, hermanos, primos o abuelos, familia auténtica.

(Y qué de Asia y Africa, de Goa y Filipinas, de Guinea y Mozambique? Bueno, de momento no compliquemos más las cosas).

Creo que estamos juntos. Que debemos pensar y actuar juntos. A lo peor sólo lo quiero. Pero lo quiero.

Saludos, José.

77777777777777777777)

La canción Macarena ha sido la sensación mundial este verano. En Estados Unidos el éxito ha sido descomunal y su popularidad, masiva. Coreada y bailada en los estadios, himno semioficial en los Juegos Olímpicos de Atlanta, galvanizador en la convención del partido democrata, pieza obligada en toda discoteca. Se podría interpretar como símbolo de la creciente influencia hispana en USA.

Tanto fue así que a mediados de septiembre pasado, el aspirante republicano a la presidencia quiso bailarla en público como guiño electoral a la comunidad hispana que le conoce sobre todo por impulsar reacciones racistas y medidas discriminatorias contra la emergente cultura hispana estadounidense.

Pero ocurrió que el azar y el destino conjurados frustaron la maniobra publicitaria y el poderoso adalid de la supremacía anglo fracasó en conectar con Macarena y vino a caer derribado por sus diabólicos compases a poco de iniciarse la melodía.

¿Venganza? ¿Castigo? Algo nos dice que la pareja terminará entendiéndose por difícil que hoy parezca. Aquí tienen la letra de Macarena y la secuencia animada de la caída de mister Dole.

Postdata. Los textos anteriores pueden ser resumidos, mezclados y modificados a voluntad para obtener los resultados apetecibles. Pueden ser completados con otras piezas de actualidad procedentes de todos los géneros literarios. Batir bien y servir frío.


       


< AnteriorSiguiente >

Inicio de esta páginaContenido de la edición 10

Noticias culturalesLiteratura en InternetArtículos y reportajesLas letras de la Tierra de LetrasEl buzón de la Tierra de Letras


Depósito Legal: pp199602AR26 • ISSN: 1856-7983