Concursos literarios
Eventos
Documentos recomendados
Cartelera
Foro de escritores
Ediciones anteriores
Firmas
Cómo publicar en Letralia
Letralia por correo electrónico
Preguntas frecuentes
Cómo contactar con nosotros
Envíenos su opinión
Intercambio de banners


Página principal

Editorial
Armas y muertes. Mientras en Venezuela se define el destino del Conac, en México y España siguen muriendo escritores.

Nuevo libro de la Editorial Letralia trata sobre las Islas Marías
El título más reciente de nuestra editorial electrónica es un ensayo del sociólogo Nelson E. Álvarez Licona.

Noticias
Colombia en España. La semana colombiana en Madrid incluyó varios elementos de interés, como el cuento inédito que Gabriel García Márquez leyó a la audiencia.
Muere José Agustín Goytisolo. La muerte de uno de los poetas más representativos de España genera una ola de conjeturas sobre los motivos de su deceso.
Hierro y Montero premios de la Crítica en poesía y narrativa. José Hierro e Isaac Montero ganaron los galardones con Cuaderno de Nueva York y Ladrón de lunas, respectivamente.
Neruda superstar. Varios artistas populares de España y América, como Alejandro Sanz, Miguel Bosé y Milton Nascimento, recitan poemas de Pablo Neruda en un disco.
Cómo ver al coronel garciamarquiano. El filme El coronel no tiene quien le escriba, de Arturo Ripstein, ha sido admitido en la sección oficial de Cannes.

Paso de río
Llegue salvo a la otra orilla o déjese arrastrar por la corriente. Anuncios breves de la Tierra de Letras.

Literatura en Internet
La página de Lewis Carroll. El diario costarricense El Expreso publica una edición electrónica de Alicia en el País de las Maravillas, con el texto íntegro, los dibujos originales y completamente en castellano.

Artículos y reportajes
Se fue el último de los amorosos. La poesía llora la muerte de Jaime Sabines, uno de sus exponentes más destacados de este siglo.
Las tres bombas de Paul Virilio. La escritora argentina Luisa Futoransky realiza una entrevista a este filósofo de la modernidad: "Paremos de idealizar y de mitificar los objetos técnicos".
Las sillas de Bioy Casares. Una nueva entrega de Etimología de la vida cotidiana, del periodista argentino Samuel Wolpin.

Letras de la
Tierra de Letras

Disparidades de los cerros
Liza Rosas Bustos
Detrás de los pinos
María Neder
Sonetos
Georgina Wilson
Leyendas
Marta Juárez
¡Te voy a comer a besos! (Farsa muy, pero muy corta)
Tomás Urtusástegui
Dos poemas
Anaray Lorenzo Collazo
Ascuas en el hielo
Édgar Allan García
¿Nunca te atreviste Capira a espantar el mal de los mayores?
Octavio Santana Suárez
Poemas
Pablo Mora
Julia
Oscar Ortiz

El buzón de la
Tierra de Letras


Una producción de JGJ Binaria
Cagua, estado Aragua, Venezuela
info@letralia.com
Resolución óptima: 800x600
Todos los derechos reservados. ®1996, 1999

Letralia, Tierra de Letras Edición Nº 67
5 de abril
de 1999
Cagua, Venezuela

Editorial Letralia
Itinerario
Cómo se aprende a escribir
info@letralia.com
La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet
Letras de la Tierra de Letras

Comparte este contenido con tus amigos
Poemas

Pablo Mora


Hicimos la mochila

y nos volvimos vagabundos
Apoyamos las palabras sobre la sangre
Cargamos los dados en la apuesta
Arrestamos al viento al sol las mariposas

Supimos del alma del silencio
                     de la piedra que alguna vez fue estrella
                                       del sagrado terror de la locura

Fuimos un retrato del alma de la tierra
Dejamos pasar la noche por encima de nosotros
mientras las islas no se cansaban de bañarse

Nos hicimos a la lluvia
           Matamos la tristumbre
    Rompimos alfileres paraguas y repisas
      Inventamos ratos penas alegrías y tardanzas
                                               Echamos un vistazo al mundo

Nos provocó quedarnos solos en la tierra

                 Faltó ponerle trampas a la muerte


Travesía

Amplio solar de pena y amargura,
recinto para el llanto y la alegría,
larga tonada, larga travesía.
Viejo estribillo en clave de ternura.

Duro aguijón para la suerte dura,
ardua vereda la de cada día,
ancho portón para la misma vía,
hondo estallido en tiempo de premura.

Ruta sin fondo en la lejana infancia,
donde el azul peregrinaba un día
sin darnos cuenta de su gris fragancia.

Lanza en ristre, con firme rebeldía
va nuestra vida en fúlgida arrogancia
componiendo su propia sinfonía.


Marielena

Marielena es una india
con un lunar más grande que la luna
Marielena es luna llena
A Marielena la descubrí a media noche en la espesura
con estos ojos que no eran míos

Marielena es una yegua
descalza entre la espuma
Tiene palmas tiene lunas
Me recuerda el nombre de la noche
de la copa
de los vinos
de la América

Marielena se levanta a la hora de los vientos
en medio de mis ojos

Marielena se agiganta
se recuesta
se acurruca cada noche en los rastrojos
de mi alma

Marielena puede ser la noche
puede ser la muerte
puede ser la calle
puede ser el sueño
puede ser la estrella

Marielena no tiene ausencia
no tiene casa
no tiene nada
no tiene raza

En este instante huele a Marielena

Marielena el universo
iluminado de estrellas
Marielena casi yo
y yo casi Marielena

Marielena mi garganta
mi ronquera
lo que ha sido
lo que era

Marielena casi gruta
casi era
todo y nada
dulce entrega

Marielena fuiste mía
fuiste bella
fuiste pura
fuiste estrella

Marielena en esta grada
siempre sube
siempre baja
siempre sabe
siempre nada

Marielena Marielena
cada noche cada cuadra
cada pena cada nada
cada rato cada plaza

¿Marielena? ¿Marielena?
¿Marielena, dónde estabas?
¿Marielena, tu cobija?
¿Marielena tu mirada?

Marielena amor ardiente
siempreviva
margarita
madrugada

Marielena silla y cuero
pasto y barro
la que escucha
lo que canto

Marielena es una máscara
una estrella
casi todo
todo ella
una adivinanza

Marielena solitaria
casi llena
casi nada
todo huella

Marielena este vaso
esta plaza
cuesta arriba
nunca baja

Marielena es este bote
rema y rema
aquí en mi alma
aquí en ensueño

Marielena una cualquiera
Marielena capitana
de este sueño y este barco
de hojalata

Marielena chubasco
lluvia seca
sol mojado
primavera

Marielena crudo invierno
dura espera
allá a lo lejos
aquí en la vera

Marielena es este César
este Pablo
este pasto
esta estera

Marielena es esta angustia
esta arena
este trago
esta pena

Marielena es esta tarde
Esta tarde es Marielena
Esta tarde es esta tarde
Marielena es Marielena

Marielena es lo que quiero
Lo que quieras es Marielena
Marielena es un pedazo
Marielena es Marielena

Marielena es lo que grita
Marielena polvo y agua
Marielena la que ensancha
el cielo de su enagua

Marielena es una india
una luna
una niña
simple espuma

Marielena es un descubrimiento
una mina
un invento
una puta
digo
una diosa vagabunda

Marielena está durmiendo
está soñando
está creando

Marielena está marielenando

Marielena es tuya mía nuestra
Marielena tarde y siempre
Marielena está distinta
Y sigue siendo nuestra

Marielena está aquí
donde el río inunda su nombre
Donde Marielena está estamos todos juntos

Marielena no está aquí donde estuvo
donde no supe conocerla
Marielena está donde la espera la acompaña
y yo con ella

¡Es decir Marielena está conmigo!
¡Marielena está contigo!
¡Mi alma toda está con Marielena!


       

Indice de esta edición

Letralia, Tierra de Letras, es una producción de JGJ Binaria.
Todos los derechos reservados. ©1996, 1998. Cagua, estado Aragua, Venezuela
Página anterior Próxima página Página principal de Letralia Nuestra dirección de correo electrónico Portada de esta edición Editorial Noticias culturales del ámbito hispanoamericano Literatura en Internet Artículos y reportajes Letras de la Tierra de Letras, nuestra sección de creación El buzón de la Tierra de Letras