Concursos literarios
Eventos
Documentos recomendados
Cartelera
Foro de escritores
Ediciones anteriores
Firmas
Postales electrónicas
Cómo publicar en Letralia
Letralia por correo electrónico
Preguntas frecuentes
Cómo contactar con nosotros
Envíenos su opinión
Intercambio de banners


Página principal

Editorial
Arma letal. El Festival de Poesía de Medellín despliega un arsenal de armas.

Noticias
Los restos de Velázquez. Dos cadáveres hallados en Madrid podrían pertenecer al pintor Diego Velázquez y a su esposa.
Los ministros y la globalización. Los titulares de los ministerios de Cultura de Latinoamérica se reunieron en La Habana y abogaron por aprovechar la tecnología en el desarrollo de nuestras sociedades.
Terminó la feria. Con rumores sobre la manipulación de las listas de los libros más vendidos terminó la 58ª Feria del Libro de Madrid.
La justicia chilena. En una nueva vuelta de tuerca en el caso de la persecución a Alejandra Matus, el poder judicial chileno detuvo a sus editores.
EUA en Caracas. La Feria Internacional del Libro de Caracas, a celebrarse en noviembre, tendrá a Estados Unidos como país invitado.

Paso de río
Brevísimos y rápidos del río que atraviesa la Tierra de Letras.

Literatura en Internet
Folklore argentino. A través de las tradiciones de nuestros pueblos aprendemos a ser más universales.

Artículos y reportajes
Valles de Aragua, la comarca visible. Presentamos dos extactos del último libro del periodista venezolano Alberto Hernández.

Sala de ensayo
La creación de ambientes en la obra de H. P. Lovecraft. La escritora mexicana Lenina Méndez analiza las principales claves de la obra de Lovecraft, a través de su relato "El extraño".

Letras de la
Tierra de Letras

Papeles de Astarot
Pedro Antonio Valdez
Poema de los silencios
Jaime Encinas-Peñaranda
Poemas
Graciela Wencelblat
Todo el peso de la ley
Jorge Majfud
Poemas
Ana María Debali
Poemas
María Luisa Trigos S. Gilbert
Arrinconados
Alberto Sánchez Daza
Poemas
Beatriz Peñaloza
La noche del hastío
Aldo Novelli
Carta a María
Guzmán Bañales
Poemas
Marcos Rodríguez Leija

El buzón de la
Tierra de Letras


Una producción de JGJ Binaria
Cagua, estado Aragua, Venezuela
info@letralia.com
Resolución óptima: 800x600
Todos los derechos reservados. ®1996, 1999

Letralia, Tierra de Letras Edición Nº 72
21 de junio
de 1999
Cagua, Venezuela

Editorial Letralia
Itinerario
Cómo se aprende a escribir
info@letralia.com
La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet
Letras de la Tierra de Letras

Comparte este contenido con tus amigos
Papeles de Astarot

Pedro Antonio Valdez

    (Nota del editor: En 1992, Valdez publicó su libro Papeles de Astarot, que le valió ese mismo año el Premio Nacional de Cuento en su país, República Dominicana. Hoy, Letralia publica tres textos de ese libro).


I. La búsqueda de la espada

Quien muere dormido ignora que ha muerto.
Talmud.

Luego de su fracasada búsqueda del Santo Grial, Luca de Santamaría se internó en un manojo de papeles antiguos y un ajado ejemplar de la Historia Scolástica. Veintidós años de cálculos geométricos o cartográficos, sumados a otros cinco de correcciones imparciales que en ocasiones lo llevaron a diferir de Ptolomeo, arrojaron por resultado una diminuta cruz sobre un mapa gastado, la cual señalaba el lugar exacto donde el Ángel del Señor había enterrado la espada que guardaba al Árbol de la Vida y de la Ciencia del Bien y el Mal, cuya ventura debía transferir la eternidad a quien la encontrare. La expedición partió de inmediato rumbo a las tierras orientales. La travesía se extendió por algunos meses durante los cuales no se hizo tardar el racionamiento, las fiebres, el saqueo, la deserción y uno que otro ahorcamiento en nombre de la Fe. Una mañana de San Miguel, arribaron al sitio señalado, cavaron en cruz y desenterraron la espada, que estaba tibia. La espada era de hierro forjado y había caído allí por simple casualidad en los primeros años de la Santa Cruzada. Pero nadie lo supo. Esa misma tarde, Luca de Santamaría —dormido y cargado de gloria— murió bajo la sombra de un árbol.


II. La metresa en sueños de alquimia

El hombre salió al patio y contempló inexpresivamente al perro atado al árbol. Luego soltó la cadena y regresó al interior de la casa. El perro, que era de madera, siguió inmóvil y silencioso debajo del árbol. La cadena se estiró levemente y desapareció arrastrándose entre los guijarros.


VI. La señal lejana del siete

El ángel se le apareció en el sueño y le entregó un libro cuya única señal era un siete. En el desayuno miró servidas siete tazas de café. Haciendo un leve ejercicio de memoria reparó en que había nacido día siete, mes siete, hora siete. Abrió el periódico casualmente en la página siete y encontró la foto de un caballo con el número siete que competiría en la carrera siete. Era hoy su cumpleaños y todo daba siete. Entonces recordó la señal del ángel y se persignó con gratitud. Entró al banco a retirar todos sus ahorros. Empeñó sus pertenencias, hipotecó la casa y consiguió préstamo. Luego llegó al hipódromo y apostó todo el dinero al caballo del periódico, coincidencialmente en la ventanilla siete. Sentóse —sin darse cuenta— en la butaca siete de la fila siete. Esperó. Cuando arrancó la carrera, la grada se puso de pie uniformemente y estalló en un desorden desproporcionado; pero él se mantuvo con serenidad. El caballo siete cogió la delantera entre el tamborileo de los cascos y la vorágine de polvo. La carrera finalizó precisamente a las siete y el caballo siete, de la carrera siete, llegó en el lugar número siete.


       

Indice de esta edición

Letralia, Tierra de Letras, es una producción de JGJ Binaria.
Todos los derechos reservados. ©1996, 1998. Cagua, estado Aragua, Venezuela
Página anterior Próxima página Página principal de Letralia Nuestra dirección de correo electrónico Portada de esta edición Editorial Noticias culturales del ámbito hispanoamericano Literatura en Internet Artículos y reportajes Letras de la Tierra de Letras, nuestra sección de creación El buzón de la Tierra de Letras