“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

Se celebra en España la última edición del Festival Internacional de Poesía Moncayo

jueves 21 de julio de 2016
Trinidad Ruiz Marcellán
Ruiz Marcellán seguirá al frente de la editorial Olifante y gestionando la Casa del Poeta ubicada en Trasmoz.

El Festival Internacional de Poesía Moncayo termina su andadura después de quince años de promover la lectura poética en las tierras moncaínas. Del 22 al 24 de julio se celebra la decimoquinta edición, que será la última de este proyecto puesto en marcha por la editorial Olifante.

Su responsable, Trinidad Ruiz Marcellán, explica que esta difícil decisión viene motivada por el fallecimiento de su compañero sentimental, editor e impulsor del festival, Marcelo Reyes. “Marcelo falleció el 27 de julio y el festival de 2015 se realizó en agosto, haciendo de tripas corazón, pero llevo un año tomando esta decisión”, dice la directora de Olifante.

Este proyecto se inició con el objetivo de potenciar la poesía “a través de la oralidad poética, aunando diferentes disciplinas”. “Comenzaron los festivales con Marcelo, él me daba la energía y se encargaba de todo: música, sonido, temas administrativas, diseño de carteles… Así que terminamos ya, quince festivales es un número muy bueno, no tiene mucho sentido seguir con los festivales con su ausencia porque es algo que comenzamos juntos, era un proyecto común y ahí se queda en la historia de esta tierra, es suficiente”, afirma Ruiz Marcellán.

A la responsable del festival le gustaría que la poesía continuase estando presente de alguna manera. “Este proyecto ha llegado a su conclusión, que otras personas quieran trabajar el tema de la poesía con otro nombre, adelante. Me encantaría que siguiese con gente joven e ideas nuevas”, asegura Ruiz Marcellán, quien considera que es mucho trabajo, “prácticamente todo el año, aunque no desanimo a nadie porque creo que es un reto”.

Ruiz Marcellán seguirá al frente de Olifante y gestionando la Casa del Poeta ubicada en Trasmoz. Este fin de semana vivirá con emoción e intensidad la última edición de su festival, en el que la memoria de Marcelo Reyes estará muy presente. “El año pasado le recordamos bastante, era inevitable, pero en esta edición queremos que Marcelo tenga un día sólo para él, el viernes en Litago, el pueblo donde vivimos desde hace veintidós años”, cuenta.

Esta última edición también va dedicada a Blas de Otero, coincidiendo con el centenario de su nacimiento. El viernes la actividad se centrará en Litago con el homenaje a Marcelo Reyes, y el sábado, el monasterio de Veruela acogerá una mesa debate sobre “Repercusión literaria y social”, una actuación musical, diferentes intervenciones de poetas y una puesta en escena. Para finalizar, el domingo se realizará caminando la “Ruta de los Bécquer” con paradas literarias.

Fuente: Heraldo
Letralia