XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Oscar Todtmann Editores presenta en Panamá poesía reunida de Víctor Fuenmayor

lunes 7 de agosto de 2017
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Víctor Fuenmayor
El libro reúne la poesía inédita y publicada de Fuenmayor a lo largo de treinta años.

Recién publicado por el sello venezolano Oscar Todtmann Editores, el poemario Beber de la sombra: poesía reunida (1986-2017), de Víctor Fuenmayor, inicia este martes 8 de agosto en la Alianza Francesa de Panamá una gira de presentaciones que culminará en septiembre en el lar natal del autor: Maracaibo.

El libro reúne la poesía inédita y publicada de Fuenmayor a lo largo de treinta años. Recoge de manera retrospectiva (2017-1986) dos poemarios inéditos, uno publicado casi clandestinamente y el único que llegó a la tinta, Libro mi cuerpo, con el que obtuvo en 1986 el premio de poesía de la Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre.

Dos poemas de Víctor Fuenmayor

Postulante de ángel

Soy literalmente el mismo postulante de ángel,
crecido aquí en el aire y caminando cumbreras de mi techo,
habitando un mástil sin barco,
un avión sin nubes ni cabina,
siendo domador de fieras en la vida sin jaula,
equilibrista sin trapecios ni circo de mis emociones,
torero nacido con traje de luces toreando los cuernos de la muerte
sin sol ni sombra
en el redondel de las arenas de mi barrio.

 

Solo en la línea

Cuando anclo solo en la línea,
con boca anudada de infinitos,
la lengua lame el silabario eterno.

Rayos, líneas, luna y círculos con plumas y bolígrafos
sienten el ala del alumbre que nace conmovida,
buscando en palabras las presencias plenas.

¿Qué olor llena el deseo de una letra que escribo?
¿Qué soledad dibuja entre líneas del cuerpo ausente en cada página?

Sólo el temblor de la sangre me responde adentro
al poner hilo al aliento de la aguja que me cose paisajes en los dedos
y me teje los textos en la mano sin herirme.

Pendiente de cruzar la línea de la página,
dejo mi piel en el dibujo de la letra que me escribo.

“Están aquí todos los Víctor Fuenmayor que caben en sus edades: el escritor, el semiólogo, el crítico de arte, el estudioso de la fotografía, el bailarín, el viajero, el académico, el investigador, aquel que ha medido ciudades desde el cuerpo. Están aquí el amante, el lugareño, el asombrado, el pariente, aquel que se reconoce en una sensorialidad de gramáticas propias”, señala Jacqueline Goldberg en la contraportada del libro.

Y añade: “Resulta un tanto desconcertante que no se hubiese publicado antes una recopilación de su trabajo poético. Pero queda salvada tal torpeza de los días y aparece este libro en el mejor momento, cuando la madurez de la palabra no aguarda veredictos, no teme, no insiste”.

La poesía de Víctor Fuenmayor está cruzada por un caleidoscopio de referencias que hallan espejo en la coloquialidad, las rutinas y el lar natal. El lenguaje gira sobre sí mismo a través de juegos venidos de la infancia, pero también de un exhaustivo autoconocimiento. La palabra se hace materia de sí misma y degusta el mundo desde exquisitos recovecos de la semiosis. Todo bajo el cobijo del verso de Octavio Paz, “beber de la sombra”.

Fuenmayor nació en 1940 en Maracaibo. Una pleuresía en la infancia lo llevó casi a la muerte y al niño apaciguado que luego sería escritor, coreógrafo, investigador de arte, docente, tallerista y conferenciante internacional sobre arte, expresión y creatividad.

En 1963 se licenció en letras y abogacía en la Universidad del Zulia (LUZ). Prosiguió estudios en París (1963-67), donde fue alumno de Roland Barthes, Lucien Goldman, Pierre Francastel y Jacques Lacan en la Escuela Práctica de Altos Estudios. Obtuvo el título de doctor en semiología bajo la dirección de Julia Kristeva en la Universidad París VII.

Desde 1967 ha sido docente en LUZ en las escuelas de Letras, Comunicación Social y de Artes Escénicas; en la Maestría en Filosofía y en el Doctorado de Arquitectura y Diseño.

Es caballero de la Orden de las Artes y de las Letras de la República Francesa, doctor honoris causa de LUZ y fundador de las instituciones Taller de Expresión Primitiva (TEP), Asociación Venezolana de Semiótica (AVS) y Fundación Instituto de Expresión y Creatividad (Fidec).

Obtuvo el premio de poesía de la Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre (1986) y una mención en el concurso de novela Guillermo Meneses (1978). Perteneció al grupo literario 40 Grados a la Sombra, con el que publicó sus primeros poemas en la antología 7 de 40 (1964).

Es autor de las novelas Zonambularia (1978) y ¿Qué tengo yo contigo? (1988); de los libros de ensayo El inmenso llamado: las voces en la escritura de Teresa de la Parra (1974), Materia, cripta y lectura de Horacio Quiroga (1998), El cuerpo de la obra (1999) y, en coautoría con Fanny Luckert, Ser cuerpo, ser música: didáctica del ser creativo (2008).

La presentación de Beber de la sombra: poesía reunida 1986-2017 será el martes 8 de agosto a las 7:30 de la noche y estará a cargo del escritor panameño Edilberto González Trejos (Santiago de Veraguas, 1971) en la Alianza Francesa de Panamá, ubicada en el edificio Casablanca (calle 44 con avenida Justo Arosemena).

 

Letralia

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio