Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Surez

La Poeteca publica seis libros de poesía joven

• Martes 4 de diciembre de 2018

Fundación La Poeteca

Cinco libros de jóvenes autores y la antología que recoge los textos ganadores y finalistas del III Concurso Nacional de Poesía Joven Rafael Cadenas serán presentados por la Fundación La Poeteca el viernes 14 de diciembre a las 5 de la tarde en un evento que contará con la presencia del poeta Rafael Cadenas, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2018, y los autores de los libros. La actividad tendrá lugar en la sede de la institución, ubicada en los Espacios Duales de la Torre Uno (sótano), en la avenida Orinoco de Las Mercedes (Caracas).

La Poeteca es una institución sin fines de lucro que busca promover la lectura, la escritura, el estudio y la reflexión de la poesía, con énfasis en los más jóvenes. Cuenta con una sala privada de lectura, abierta al público, con miles de títulos y espacios destinados a talleres, conferencias, lecciones magistrales y recitales de poesía. Desde la cultura del libro, pero también desde la experiencia de lo virtual, propicia la exploración de lo poético a través de concursos, publicaciones, actividades pedagógicas y la promoción cultural.

La fundación, presidida por Marlo Ovalles y dirigida por Ricardo Ramírez Requena, tiene como norte la creación de un Centro de Estudios Poéticos y un Diplomado en Poesía y Crítica. Cuenta con el respaldo de un comité consultivo constituido por los poetas Igor Barreto, Rafael Castillo Zapata, Alfredo Chacón, Gabriela Kizer, Santos López y Yolanda Pantin.

El evento permitirá, además de dejar escuchar a las más jóvenes voces de la poesía venezolana, ofrecer un pequeño balance de lo que han sido los primeros siete meses de vida de La Poeteca, en los que ha recibido a gran cantidad de lectores y ha realizado concurridos talleres, conferencias, homenajes, lecturas y alianzas con instituciones y embajadas que hacen vida en el país.

Tras un periodo de recepción de manuscritos inéditos, un comité editorial seleccionó los cuatro cuadernillos que forman parte de la colección “Primera intemperie”, todas primeras e inéditas obras de jóvenes poetas venezolanos. Eleonora Requena, Miguel Marcotrigiano, María Teresa Ogliastri y Ricardo Ramírez Requena, bajo la coordinación de Jacqueline Goldberg, fungieron como editores y acompañantes en el proceso de corrección de Galateica, de Julieta Arella; Tuétano, de Andrea Crespo Madrid; El jardín de los desventurados, de José Manuel López D’Jesús, y Los futuros náufragos, de Yéiber Román.

Por su parte, en la colección “Seamos reales”, aparece el poemario Kerosén, de Valenthina Fuentes, también inédito y ganador en 2017 del Premio de Poesía de la Bienal Literaria Eugenio Montejo, cuyo jurado estuvo conformado por María Fernanda Palacios, Alejandro Oliveros y Rafael Castillo Zapata.

El diseño gráfico y montaje de los libros es obra de la reconocida diseñadora Waleska Belisario y su ABV Taller de Diseño, y contaron con la corrección de textos de Graciela Yáñez Vicentini. Los cuadernillos muestran un autorretrato de sus autores, quienes tuvieron la oportunidad de vivir a cabalidad el proceso editorial, comenzando con la firma de un contrato hasta la revisión de los artes finales que se enviaron a imprenta.

Además, el libro del III Concurso Nacional de Poesía Joven Rafael Cadenas 2018 ofrece los tres poemas premiados de Carlos Iván Padilla, Enmanuel Núñez y Ender Armas, respectivamente. Asimismo, se publican los veintisiete poemas finalistas, cuyos autores son Félix García, Stephani Rodríguez, Raúl Zurita, Carlos Katán, Manuel Gerardi, Gabriel Blanquin, Paola Assad, Cristian Salaya, Alejandro Plaza, Clared Navarro, Ricardo Gómez, Luis Glod, Ivanna Méndez, Andrés Torres, Marta Sojo, Jaime Yáñez, Luis Rodríguez, Daniel Arella, José Ignacio Contreras, Luigi Bosetti Vega, Andrea Peña, Liwin Acosta, Milagro Meleán, Andrea Leal, Andrea Crespo Madrid, Diego García, Oriana Álvarez y Jesús Amalio Lugo.

Organizado por Autores Venezolanos, Team Poetero y Fundación La Poeteca, el III Concurso Nacional de Poesía Joven Rafael Cadenas 2018 tuvo como jueces a Arturo Gutiérrez Plaza, Gabriela Kizer y Víctor Manuel Pinto, coordinados por parte de Autores Venezolanos por Tibisay Guerra.

Torre Uno, Espacios Duales en el sótano, Av. Orinoco de Las Mercedes (estacionamientos cercanos en los centros comerciales Paseo Las Mercedes y Tolón).

 

Julieta Arella

De Galateica, de Juliete Arella

MADRE. Si le hubieses hecho caso a él, sería otro aborto. Nada. Muy feminista de tu parte haberme parido. Valiente. Madre es lo único que tenemos en este país que ya nos ha quitado todo. Heredé tu angustia en mi primer nacimiento. Y amé todas las casas en las que vivimos con la humildad de un inmigrante. Nací rubia. Los vecinos decían que era la hija del panadero holandés de la esquina. Siempre me sentí ajena porque papá estaba ausente. Se había ido de viaje a Brasil tras enterarse de mi venida. Mi hermano apenas tenía dos años. Tú una voluntad de acero. Llegaste al hospital sola, a las tres de la mañana. Rompiste fuente en un taxi, calladita. Nací en Caracas. Mamá daba clases de historia del arte en un colegio salesiano y estudiaba psicología en la Central, mi padre trabajaba en la construcción. Sólo sé que viajaba mucho. Y cada vez sus partidas fueron más largas. Mamá y yo lo amábamos en silencio. Mamá y yo lo seguimos amando. Ya lleva tres años sin escribir, desde su última visita huracanada. Antes solía alegrarme tanto. Cuando llegaba me alumbraba completica la cara, mi sonrisa se agrandaba hasta las muelas y las encías. La felicidad duraba poco. Por momentos olvidábamos que teníamos papá. A los años volvía cambiado. Mi hermano y yo tardábamos un tiempo en reconocerlo de nuevo. A veces tengo miedo de su muerte. A veces lo extraño tanto. Sobre todo cuando se va la luz y ya no regresa.


Andrea Crespo Madrid

De Tuétano, de Andrea Crespo Madrid

Utilidad del luto

cuando nos ahorremos separar las prendas
la angustia de la úlcera
el permiso para adentrarnos en el silencio
cuando nos decidamos por un renacuajo
que se parezca a nosotros
(pero sin haber perdido nada todavía)
cuando admitamos la morbosidad de vernos huérfanos
cómo se escuchará ese lamento de MADRE
quizás tenga hipos de memoria
o se le olvide hablar

qué fecundos los niños soldados
no pueden decir turpial ni bandera de piojos ni qué de pinga
estas violencias
en las que no sabemos reconocernos
mientras crece el cementerio del este

yo escucho el rumor de los hombres
cuando le tuercen el cuello al cisne
cuando ya es muy tarde y dicen

dame una muerte que pueda izar en el aire


José Manuel López D’Jesús

De El jardín de los desventurados, de José Manuel López D’Jesús

EL NACIMIENTO ES MUERTE:
destrucción,
túnel de pasajeros silenciosos.

El nacimiento es aniquilación,
de los días vecinos.

Cada luz es distinta,
en su oscuridad eterna.

Resta:
alejarse de los vientos,
de los días simples.

Queda:
mantener a pulso la cruz con los dragones ardientes,
ser una madera devastada,
por el aniquilamiento de un fracaso exquisito.


Yéiber Román

De Los futuros náufragos, de Yéiber Román

Pobre

Pobre pupilo:
mal futuro te ronda.
No sientas culpa.

Obsoleto es
el sistema de aquel
vil gobernante.

Brío, pupilo.
No permitas un yugo;
no desfallezcas.

Rompe temores.
Siempre, con entereza,
detén sus puños.

En rebeldía
deben estar tus días
hasta el final.


Valenthina Fuentes

De Kerosén, de Valenthina Fuentes

ENTRE EL CANTO FÉTIDO DEL RÍO
al borde de la mañana sucia y la tiniebla creciendo
yo estaba en la punta de acero entre los asesinos
en el fulgor opaco
en vilo por juntarme a mis fantasmas
una estampida adentro
pero los asesinos discutían
se quejaban de la inflación
de la inseguridad
me pidieron permiso
me dejaron pasar por el horror
y sólo tuve que seguir la luz del túnel
como si fuera uno de ellos

Letralia

Letralia

Letralia, Tierra de Letras, es desde 1996 la revista de los escritores de habla hispana. Para enviarnos información sobre literatura y cultura en general escríbanos a info@letralia.com.
Letralia