Servicio de promoción de autores de Letralia Saltar al contenido

Una ilustre inconveniencia

martes 21 de febrero de 2023
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Marco Aurelio
Marco Aurelio fue adoptado por su tío, el emperador, para orientarlo como responsable de su futura gloria imperial. SK Moon

No era inusual que un romano anciano y poderoso adoptara formalmente a un sucesor como promesa potencial. Así fue el caso del emperador Antonino Pío, quien adoptó a su sobrino Marco Aurelio, de tan sólo diecisiete años, para orientarlo como responsable de su futura gloria imperial. Se sabe de hecho que, en contra de la tradición del Principado, Antonino se abstuvo de alistarlo militarmente por la gran compañía que de él disfrutaba. Lo probable es que Antonino haya desconfiado de Marco como soldado quizás por la misma razón en que confiaba en su inagotable valor como pensador. A pesar de que se sabía de la habilidad del joven Marco en la administración de armas y lucha libre, claro está que para la sucesión su tío necesitaría de algo más que un buen desempeño marcial: pues exponer a su mejor promesa al campo de batalla sería exponer a Roma a su propia muerte.

Más tarde, en su trono y con su típica humildad estoica, Marco confesará que a pesar de todo lo obtenido hubiese preferido “no la gloria ni la inmortalidad sino el olvido”; incluso ante una larga lista de objetivos triviales a renunciar nos enseñará que uno de sus más seductores hubiese sido “retirarse a vivir en un lugar tranquilo”. Frente a estas confesiones quizás uno debería disculparse con Marco, pedirle un generoso perdón por haber disfrutado de sus Meditaciones y haber interrumpido su olvido para siempre. En todo caso a quien habría que agradecerle es a su propio tío, que por haber preservado al más ideal de sus hombres logró así también preservarnos sus palabras. Conveniente fue que para perpetuar su legado Antonino haya aprendido a confiar en su ilustre sobrino como voz de un imperio. Inconveniente le fue, sin embargo, que por evitar su alistamiento y su posible muerte temprana, muchos de nosotros hayamos aprendido de sus meditaciones a desconfiar de glorias imperiales y a soñar no precisamente con la inmortalidad, sino con morir en un lugar tranquilo.

Duval Hudson
Últimas entradas de Duval Hudson (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio