Somos lo que leemos y escribimos.

Responder