XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Pilar Vélez:
“Me gusta más escribir que hablar”

domingo 6 de noviembre de 2022
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Pilar Vélez
Pilar Vélez: “Con lo de la autopublicación, con el avance de la tecnología, hay muchas más personas escribiendo libros y publicando. Lo que no sé es si haya más lectores”.

Se le vio en distintos escenarios de la Feria Internacional del Libro de Cali 2022, siempre activa, siempre amable, siempre con una respuesta a las preguntas que le hacían.

Iba, venía, estaba en los distintos espacios como invitada realizando alguna lectura, presentando un libro o coordinando a los quince integrantes de origen hispano del grupo llegado con ella de los Estados Unidos y que hacen parte de la organización que dirige en Miami: Milibrohispano.

Además de escritora es economista y promotora cultural, presidenta de Hispanic Heritage Literature Organization/Milibrohispano y colaboradora de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, Anle. Es autora de varios libros, entre los que destacan Soles manchados, Carta a mis sueños para el planeta Tierra y Laura y el mago del cielo; en fin, su producción es extensa en títulos de obras para adultos y también escribe literatura para niños. De premios mejor no hablar, porque se haría interminable la lista de los que ha recibido.

Vino a la Feria de Cali a dar a conocer su novela El expreso del sol, la que luego viró su nombre a Viaje en el expreso del sol.

Se llama Pilar Vélez, es risaraldense, de Santa Rosa de Cabal, y se vino a Cali cuando tenía siete años. Vive fuera del país, en Miami, Florida, desde hace unos veintisiete años. En esa ciudad ha hecho su vida y se considera parte de ella.

Milibrohispano en la actualidad cuenta con unos doscientos afiliados, escritores que con frecuencia realizan gestiones culturales.

Hablé con la autora para conocer de su oficio de escritora, de su organización en Miami, de su pensamiento.

—¿Qué es la organización Milibrohispano?

—Es una asociación de escritores que promueve la literatura hispana y fomenta la importancia de preservar el idioma español, promover los valores, la cultura, la identidad, la diversidad, pero sobre todo, promover la inclusión pues la literatura es para todos.

“Milibrohispano en la actualidad cuenta con unos doscientos afiliados, escritores que con frecuencia realizan gestiones culturales”, prosigue. “No es una entidad para vender libros pero sí organiza diferentes eventos en los que los autores pueden participar y promover sus obras, y de esa forma mantener un contacto directo con el público que asiste a estos eventos. También la entidad apoya y asesora a los escritores para realizar programas como lanzamiento de obras, lo que permite que por su intermedio estas actividades tengan una mayor convocatoria y una mejor logística para la realización. La entidad es una agrupación en la que todos los afiliados apoyan y participan”.

“Es una comunidad que comparte recursos, se tejen redes de amistad y solidaridad y entre todos se apoyan y se fomentan los valores que los convierten en una familia que respeta al otro y que lo respalda en sus actividades. Los egos son difíciles en todos los seres humanos, pero hemos aprendido a manejarlos ya que creemos que lo más importante es ser buenas personas”.

Aunque vino con los escritores residentes en el exterior y pertenecientes a Milibrohispano, también trajo consigo el libro Viaje en el expreso del sol, del cual señala:

—Es una novela autobiográfica que presenté al público en 2015 bajo el título El expreso del sol; hoy tengo la dicha de lanzarla con la editorial Planeta, lo que sin duda es un logro ya que es un sueño que había tenido toda la vida y creo que esto me permite llegar a lugares a los que antes no podía alcanzar.

También estuvo presentando el libro La patria que nos duele, “libro que hicimos entre varios autores colombianos residentes en el exterior. Ante los sucesos que se han dado en nuestra patria decidimos dejar por escrito nuestra posición y cada uno de los participantes dejó en el libro su manera de sentir, su estilo de escritura, su manera de percibir los sucesos. En ese libro yo hice un aporte en donde son los objetos los que hablan, los que nos cuentan la historia. Yo quería retratar un poco el diálogo de estos objetos que van a reposar en el museo de la memoria que es parte del proceso de recuperación de nuestro país”.

Sobre su oficio señala: “Escribo desde muy joven y me gusta más escribir que hablar. Era una chica que se sentaba en la rama de un árbol de mango, en el patio de la casa de la abuela, y escribía. A los once años yo ya había escrito mi primera novela”.

“Cuando llegué al colegio”, rememora, “me inicié en la poesía gracias al profesor Jorge Eliecer Ordóñez, que me guio por el camino de los versos. Escribo de todo: cuento, poesía, novela, ensayo, artículos; siempre vivo escribiendo”.

Hace algunos años decidí escribir literatura infantil y juvenil y he sido muy prolífica en ese género.

“He escrito unos doce libros”, continúa. “Hace algunos años decidí escribir literatura infantil y juvenil y he sido muy prolífica en ese género. Tengo una serie que es para mí un tesoro y es Carta a mis sueños, en el que trabajo el tema del desarrollo sostenible y las diecisiete metas de desarrollo de las Naciones Unidas. Es una colección de cinco libros y en ellos he puesto el alma porque me preocupa mucho el mundo que le estamos dejando a las generaciones venideras, los problemas que les estamos legando. Me parece que debemos transformar un poco la educación para que estos niños puedan resolverlos antes de que sea demasiado tarde”.

Quiero saber su pensamiento acerca de para qué escribir para una sociedad a la que le preocupan tan poco las cosas del espíritu. “Sabe, hoy tuve un regalo maravilloso. Un joven que leyó El expreso del sol cuando estaba en su colegio. Se dio cuenta de que iba a presentar la novela de nuevo y vino con su mamá al lanzamiento y dijo allí que desde la dedicatoria del libro él había recibido un mensaje especial, que era para él. Estaba viviendo una etapa oscura en su vida y según su testimonio el libro le ayudó a entender a su mamá, que era una madre soltera, y él era muy rebelde, pero el libro le ayudó a volverse un mejor hijo. Para que pasen esas cosas, para eso escribo”.

—¿A dónde quiere llegar por los senderos de la escritura?

—A los corazones. Escribo porque me nace y quiero que quien me lea le ayude a ser mejor, a sembrar esperanza. Mis textos son sustentados en hechos reales. Hablo sobre los valores; sobre el patrimonio cultural, las tradiciones, el medio ambiente, sobre la paz, la generosidad, son temas presentes en toda mi obra.

—¿A qué hora le gusta escribir? ¿Tiene alguna rutina para hacerlo?

—Yo realizo muchas actividades. Soy presidenta fundadora de Milibrohispano y es un trabajo a tiempo completo; tengo un trabajo normal de 8 a 5 como cualquier ser humano; tengo una editorial; tengo mis obras, tengo una familia y me toca robarle tiempo al tiempo para leer y escribir. Tomo apuntes en mi celular y cuando el tiempo me lo permite voy poniendo todo en orden. Prefiero escribir en la mañana.

—¿Se aprecia más el oficio de escritor en los Estados Unidos o en Colombia?

—Creo que lo que se aprecia es la fama. Donde tú seas famoso, no importa si se es de aquí o de allá. Si eres un artista, un youtuber, una persona famosa, la gente te va a apreciar, va a buscar tus libros. Lo que he experimentado en esta Feria del Libro es que la gente de Cali quiere leer. Aquí en nuestro punto de exhibición hemos tenido muy buena venta de libros.

—A propósito de lo que dice, ¿cómo ha visto los precios de los libros en la feria?

—Pienso que si los precios fueran menores la gente podría comprar más libros.

—¿Cómo ha visto los medios de comunicación respecto a la feria?

—Algo se ha visto; muy poco, es verdad, para la importancia del suceso cultural. Por ejemplo, vinimos quince escritores y entre ellos vino la autora de El don de una familia, libro de la película Encanto, de Disney, una chica caleña, Susana Illera Martínez, y otros autores que bien vale la pena que se conociera de su presencia y pensamiento en la ciudad. Pienso que hay que poner a rodar esas noticias, no porque ellos sean famosos, sino que es una motivación para que el público les conozca mejor y de esta manera otros escritores internacionales quieran venir a Cali.

—¿Qué va a encontrar el lector que decida hacer el viaje en su libro El expreso del sol?

Viaje en el expreso del sol es un viaje que comienza un día de tormenta en Miami, ciudad en la que vivo cuando pasaba el huracán Vilma, que era la tormenta número 22. Así como ese huracán era el que llevaba la escritora, que en la novela es Corintia, pero es mi vida, soy yo: Pilar. Mucha gente dice: “Ah, estos abandonaron el país”. Ese huracán representa la tormenta que yo llevaba dentro.

“Los lectores van a encontrar una historia que algunas veces les hará reír, otras llorar; les hará pensar y recordar”, agrega. “Es la historia de mi vida. Yo soy la tercera generación de una familia de desplazados del Valle del Cauca. Mis abuelos fueron agricultores y fueron desplazados. Mi abuelo era liberal y fue asesinado en el tiempo de la violencia y mi abuela forzada al exilio. La novela es la historia del desplazamiento contada desde el punto de vista femenino. ¿Qué pasó con esas mujeres, con los niños? ¿Cómo era que esas personas llegaban a estos terrenos en la ciudad de los cuales ellos se apropiaban buscando amparo? En el libro cuento esa historia y cuento la mía como tercera generación teniendo que criarme en un barrio de desplazados y con una abuela que era una víctima de este gran flagelo social. Hay también reflexiones, sobre la justicia, sobre la paz, el recuerdo, el dolor, sobre el perdón”.

No sé si haya más lectores. Lo que sí sé es que hay un auge de publicar.

—Caminar la Feria de Cali es ver un mar de libros que le apabulla a uno. ¿Qué piensa sobre el particular? ¿Hay mucho escritor o abundan las editoriales para que cualquiera pueda publicar?

—Con lo de la autopublicación, con el avance de la tecnología, hay muchas más personas escribiendo libros y publicando. Lo que no sé es si haya más lectores. Lo que sí sé es que hay un auge de publicar. Todas las personas quieren publicar.

—¿Qué hace a un buen escritor?

—A un buen escritor lo hacen la paciencia, la persistencia, ser humilde y ser consciente de que sólo el diez por ciento de lo que uno escribe es inspiración y el resto trabajo, mucho trabajo. Ser capaz de borrar y volver a comenzar y persistir. También lo es la honestidad con lo que uno quiere escribir. Creo que la literatura ya está en el corazón del escritor, lo que necesita es alistar el lápiz y empezar a escribir.

—¿Qué sueña Pilar Vélez como escritora?

—Deseo venir más a menudo a Cali, tener más tiempo para poder dedicárselo a las escuelas porque quiero impulsar mucho el trabajo de lectura entre los estudiantes y, con la organización Milibrohispano, la posibilidad de seguir trabajando desde Estados Unidos para continuar tendiendo los puentes literarios de las letras hispanas, sin importar el lugar donde el escritor se encuentre pues todos estamos unidos por el idioma y ese idioma vive en el corazón de las personas.

Manuel Tiberio Bermúdez

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio