Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

El hombre que camina lentamente, de Ricardo Martínez-Conde

miércoles 15 de enero de 2020
¡Compártelo en tus redes!
“El hombre que camina lentamente”, de Ricardo Martínez-Conde
El hombre que camina lentamente, de Ricardo Martínez-Conde (Zadar, 2019). Disponible en Amazon

El hombre que camina lentamente
Ricardo Martínez-Conde
Ensayo
Zadar Editores
Madrid (España), 2019
ISBN: 978-1521725825
139 páginas

Con cuidado diseño editorial y bajo el sello de Zadar —éste hace el número cuatro de los libros editados, con variado registro de temas como el aforismo (Cuaderno de un hombre atribulado), el ensayo (La invención del espejo) o el relato (El tiempo así)— aparece ahora esta obra del reservado y delicado autor Ricardo Martínez-Conde.

Su título, El hombre que camina lentamente, es texto que podemos considerar entre el ensayo y el diario y que, en el fondo, responde a esa esencia estilística del autor de primar en sus textos —por lo común breves— la observación inteligente (casi trascendente) de cuanto es cosa, paisaje, palabra, pues considerando desde sí que “en lo otro está uno” viene elaborando —también en su discurso poético— una forma original de pensar y pensarse. Lo que ha de entenderse, desde el punto de vista del lector, como una invitación a la sorpresa, al descubrimiento en lo nuevo, en lo distinto, en lo aparentemente oculto. Una invitación a considerar el ser, también, como partícipe de ese Otro omnímodo, de lo novedoso, de lo desconocido.

Ello exige el difícil arte de una palabra cuidada, significativa sin ceder al conceptismo; de ahí la habitual brevedad y contención de su obra. La lectura constituye así una invitación al viaje, donde lo aparentemente pequeño se muestra revelador y donde se ve resaltada la condición íntima del hombre por lo veraz más que por lo ficticio, por lo real más que por lo inventado o simplemente aludido.

Literatura, pues, desasida de nerviosa verbosidad, necesaria como interlocución propia, algo que el lector inteligente siempre apreciará, y en ese distinguir se distingue.

Javier Velasco Oliaga
Últimas entradas de Javier Velasco Oliaga (ver todo)