Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

El libro vacío, de Josefina Vicens

sábado 29 de agosto de 2020
¡Compártelo en tus redes!
Josefina Vicens
Con El libro vacío, Vicens incorpora no sólo su voz en el panorama literario mexicano, sino una obra que trasciende su época.

En 1958 es publicado El libro vacío, obra que inaugura la producción narrativa de Josefina Vicens. Con su primera novela, la escritora tabasqueña no sólo se hace acreedora del Premio Xavier Villaurrutia, sino que perfila una propuesta estética que contrasta con la mayor parte de la producción literaria mexicana del siglo XX.

“El libro vacío”, de Josefina Vicens
El libro vacío, de Josefina Vicens (1958).

La escritura representa el hilo conductor y tópico central de la novela. El deseo de escribir, ante la imposibilidad de hacerlo, atormenta al personaje protagónico —que es a su vez la instancia narrativa— José García, un contador de clase media que pretende encontrar, mediante el acto de escribir, un escape de la monótona rutina en la que su vida se ha convertido. García decide comprar dos cuadernos: en el primero escribe sus ideas, de manera aleatoria, bajo la premisa de ordenarlas y escribir, en el segundo cuaderno, una novela. El libro vacío es, pues, el primer cuaderno de José.

La configuración estructural de la novela semeja la de un diario, o bien, la de una libreta de notas. Tanto la sintaxis como el estilo sobrios de la pluma de Vicens enfatizan aquello que para García no es más que la incapacidad de formular tramas y personajes literarios complejos dignos de ser plasmados en el segundo cuaderno.

Detrás de una anécdota aparentemente sencilla, El libro vacío contiene una trama metatextual modelada por el monólogo interior de José García. Las inquietudes personales de José despliegan un abanico de meditaciones en torno a temas como la cotidianidad, la familia, la soledad, la consciencia del paso del tiempo y la escritura misma como proceso creativo.

El papel del recuerdo con respecto a la concepción que García tiene del mundo, la angustia ante el vacío que lo obsesiona y la pugna constante entre su yo-escritor y su yo-real, dotan de un tinte filosófico-existencialista a la novela. El libro vacío, resulta ser, en este sentido, una analogía entre las páginas vacías de un cuaderno y el vacío existencial que experimenta cualquier persona al evocar el pasado y cobrar consciencia de diversos hechos, por ejemplo, del paso del tiempo.

Con esta novela, Vicens incorpora no sólo su voz en el panorama literario mexicano, sino una obra que trasciende su época. Las tribulaciones que desvelan a José, condensadas en las páginas llenas de un libro que en realidad le parece vacío, son las mismas que continúan vigentes hasta hoy.

 

Referencias

  • Vicens, J. (2006). El libro vacío. México: Fondo de Cultura Económica.
Gabriela Reyes Hernández
Últimas entradas de Gabriela Reyes Hernández (ver todo)

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo