Lecturas de poesa en apoyo a afectados por el volcn en La Palma

Saltar al contenido

Prólogo de Sensory Overload / Sobrecarga sensorial, de Sasha Reiter

lunes 28 de diciembre de 2020
¡Compártelo en tus redes!
“Sensory Overload / Sobrecarga sensorial”, de Sasha Reiter
Sensory Overload / Sobrecarga sensorial (Nueva York Poetry Press, 2020) es un libro de poesía del estadounidense Sasha Reiter traducido al español por el poeta peruano Pedro Granados, autor asimismo del prólogo que hoy presentamos a los ojos de la Tierra de Letras. Disponible en Amazon

Sensory Overload / Sobrecarga sensorial
Sasha Reiter
Prólogo y traducción al español: Pedro Granados
Poesía
Nueva York Poetry Press
Nueva York (Estados Unidos), 2020
ISBN: 978-1950474912
116 páginas

Sasha Reiter (nacido en 1996) es un joven poeta dueño de un talento inusual. A pesar de su edad, es un poeta de penetrante visión, madurez, honda sabiduría, y que posee una habilidad poco común para convertir sus experiencias personales en universales. Esto puede apreciarse en los poemas reunidos en su primer libro, Choreographed in Uniform Distress / Coreografiados en uniforme zozobra, publicado en edición bilingüe (inglés-español) por Artepoética Press. Su fina construcción de la imagen, así como su particular visión de la realidad circundante, convierten la lectura de este libro en una valiosa aventura intelectual y poética. Este libro ya ha suscitado una considerable atención y ha recibido muchos excelentes y alentadores comentarios de parte de varios poetas y críticos literarios, no sólo por la singular voz que nos ofrece, sino también por un singular ejercicio poético caracterizado por la mezcla de estilos y registros.

Por ejemplo, Carlota Caulfield, la poeta cubano-americana y profesora de Escritura Creativa y Estudios Latinoamericanos en Mills College, ha escrito que “Choreographed in Uniform Distress / Coreografiados en uniforme zozobra presenta a un joven escritor de asombrosa madurez y energía lingüística. Lo que es extraordinario en esta colección es la musicalidad y la claridad de sus imágenes. La voz de Reiter es alerta, abierta y sensual. Ya sea que hable acerca de los sueños y la memoria, las experiencias cotidianas o una obsesión con su teléfono celular, el poeta nos ofrece imágenes hábiles e intensas. Me deleito con los poemas donde flotan elementos de nuestro mundo moderno, a veces pausadamente y otras con ritmo rápido, tejiendo historias con experiencias no sólo personales sino también de otros. Choreographed in Uniform Distress / Coreografiados en uniforme zozobra es un singular primer libro. Los poemas de Reiter merecen un gran público lector”.

Acerca del primer libro de Reiter, el poeta y crítico literario Luis Benítez ha escrito: “Parafraseando al autor, podemos afirmar que las palabras acuden fácilmente a un poeta, mas agregar también que es la calidad de esas palabras, la exacta combinación de éstas, el juego de reverberaciones, alternancias y modificaciones de sentido que se produce entre esas palabras escogidas, el factor que define que nos encontramos ante un genuino poeta. La poesía de Reiter es un devenir de la pregunta a la respuesta y de ésta a la siguiente pregunta. El autor comprende, muy cabalmente, que la poesía contemporánea no es un sistema cerrado sobre sí mismo sino, muy por lo contrario, una apertura mayúscula y arriesgada que nos dirige hacia los límites mismos del lenguaje y aun nos impulsa más allá. Reiter es un identificador de sentidos que, en su conjunto, interpelan a la condición del ser humano de nuestro tiempo con un multifacético interrogante”.

Con los poemas de este nuevo libro, Sasha Reiter lleva a otro nivel lo que ya lograra en su primer poemario.

Por su parte, el poeta estadounidense, instructor distinguido de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y director de Review: Literature and Arts of the Americas, Daniel Shapiro, ha declarado: “Los poemas de Sasha Reiter exhiben autoridad y firmeza en el ritmo y la estructura mientras serpentean por las idiosincrasias de la vida diaria. Una joven y prometedora voz”. Y Stephen A. Sadow, crítico literario y profesor emérito de la Northwestern University, en Boston, ha escrito: “Los poemas de Sasha Reiter están enraizados en la tradición de los Estados Unidos, pero más en la de sus cantantes que en la de sus poetas. Reiter comparte los sentimientos de desesperación y de hastío hacia el mundo de un cantante de blues del Delta o de un cantante de canciones de vaqueros. Sus poemas son como baladas que cuentan historias y que nos recuerdan a Bob Dylan, B. B. King y Johnny Cash, cuando eran jóvenes. Hay también una dosis de autodesprecio a la manera de algunos cómicos estadounidenses judíos como Woody Allen y Rodney Dangerfield”.

Nacido en Nueva York, criado en el Bronx, hijo de padre argentino y madre peruana y habiendo asistido a la escuela pública con estudiantes predominantemente latinos y judíos, Sasha experimentó de cerca —según sus propias palabras— “la otredad metafórica de ser al mismo tiempo latino y judío”. En este nivel, su poesía es tanto un reflejo de sus experiencias personales como la expresión de sus creencias políticas y sociales con respecto a los simbólicos —y a veces reales— muros que dividen y separan a las personas de diferentes medios sociales, culturas y formas de pensar.

Con los poemas de este nuevo libro, Sasha Reiter lleva a otro nivel lo que ya lograra en su primer poemario. En lo fundamental, Reiter ahonda en un tipo de inteligencia y sensibilidad —que no rehúye el humor— a lo Paul Gauguin o a lo César Vallejo; es decir, más bien posantropocéntrico. O, en otras palabras, donde el mito no anda pasteurizado, sino que está vivo, aglutinando a las personas y propiciando una comunidad viva. Esto, de por sí, ya lo distingue de una legión de jóvenes y no tan jóvenes poetas, de aquí y de acullá, atentos de modo único a sí mismos o a un sobredimensionado espacio privado. Por lo tanto, hoy y en la proyección de esta poesía hacia el futuro, no hallamos utopías ni distopías a la manera humanística; y sí, en cambio, una zambullida —con los párpados bien abiertos— hacia otro momento o condición del lenguaje: un cuchillo que corta la carne, que la sazona con parsimonia y la reparte. Los poemas de Sasha Reiter no sólo constituyen el Bronx sino también —desde una perspectiva cultural y no meramente geográfica— el Perú y, asimismo, a la academia puestos juntos en escena. Ellos son ante todo para comer, para contrarrestar una vasta anemia creativa reinante en el mundo entero.

Pedro Granados
Últimas entradas de Pedro Granados (ver todo)