Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

María Moreno escapa moviendo los ojos de izquierda a derecha

sábado 23 de octubre de 2021
¡Compártelo en tus redes!
“Contramarcha”, de María Moreno
Contramarcha, de María Moreno (Ampersand, 2020). Disponible en Amazon

Contramarcha
María Moreno
Ensayo
Ediciones Ampersand
Buenos Aires (Argentina), 2020
ISBN: 978-987-4161-52-9
176 páginas

El caleidoscopio de ideas nos inspira a reflexionar sobre nuestra relación con la palabra escrita: “Un nombre es una novela entera que se puede vivir sin escribirla”. El historial de lecturas, conectado a la sensibilidad distintiva, compone el retrato múltiple de la escritora en fragmentos, “la síntesis de un dejado por la mano de Dios”. A través del misticismo local, el gusto por la transgresión colectiva de María Cristina Forero (Buenos Aires, 1947), alias María Moreno, mientras enhebra su interpretación del dolor, su sincero despliegue de heridas recibidas.              

El horror se incrusta en la realidad, deforma en resultado, parte en pedazos las hojas de ruta, las peripecias mentales conviven con la inestabilidad sentimental, terapias de “una página lacónica, con los datos del remitente escritos con pluma (…) de la elegancia pareja a un temblequeo de electrocardiograma”. Encarnaciones de la locura, válvulas de escape de la racionalidad, las lecturas sobrenaturales de la escritora argentina indexan la desigualdad, la violencia textual, la impotencia heteronormativa: “Leer era tranquilizarme y ser consolada [por] un libro que la desesperación me obligaba a abandonar”.

Las prescripciones de la directora del Museo del Libro y de la Lengua arremeten contra los clichés, los términos raídos, devuelven a los cansados adjetivos toda su temible extrañeza. Los fantasmas de la creadora porteña no son espíritus ni vengativos, sino seres de carne y hueso, liberados de las restricciones autoimpuestas por “signos e imágenes en los que sobrenada la moraleja de un sentido”. Nada sobrepasa los límites de su ensayo Contramarcha (Ampersand, 2020; Colección Lector&s), salvo la penetrante humanidad que la mantiene siniestramente cautiva del recuento de fetiches en torno al romanticismo lacónico de un final perversamente inexpresivo.

Se avanza contra la corriente, en busca de seguridad: “No hay plan ni deseo”, confiesa Moreno en el prólogo.

Un vademécum para letraheridos se transforma en un tratado sobre la posmodernidad, que permite a su autora “evadirse por autopistas infinitas de vidas imaginarias (…) escapar moviendo los ojos de izquierda a derecha”. La implacable grotesquería elude lo kitsch, arraiga en su entorno. Frente a décadas de dictaduras del silencio, el enamoramiento letal de la literatura, su exorcismo de recuerdos perdidos o desaparecidos de regreso a la democrática certeza: “Nadie entra en su muerte de mujer sola sin el desaliño de los que ya no cuentan con testigos”.

Una fisicalidad interrumpida permite a la periodista y crítica cultural escribir sin interferencias, “decir el dolor, sí, sin concesiones”, la conduce a través de razonamientos que ejercen su tenebrosa influencia, donde detalles antieruditos se superponen como desafíos: “No soy afásica, pero he aprendido a leer un poco más allá de los libros”. Se elogia la persistencia inadaptada, se favorece el término intergeneracional, se cruzan conceptos de género o cultura: “La contramarcha no es la retirada, es un cambio de dirección por razones de estrategia”.

A través del deseo de transparencia, la voluntad de reconocer ajenos puntos de vista: “Intento ser sincera, es decir miento con la verdad, aunque odio escribir en el simulacro de estar atrapando un instante verdadero”. Se avanza contra la corriente, en busca de seguridad: “No hay plan ni deseo”, confiesa Moreno en el prólogo, “Sí lo que importa: al contrario que en la retirada, no es el otro el que nos obliga con su acción”. A favor de la honestidad, un alegato contra el encaje, un manifiesto sobre cómo transformar la actualidad: “Prefiero”, concluye, “contar la infancia y la adolescencia tardía de lo que he leído”.

José de María Romero Barea
Últimas entradas de José de María Romero Barea (ver todo)