XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

La última puerta
(sobre La piel quieta, de Rosa García Rayego)

miércoles 26 de abril de 2023
¡Comparte esto en tus redes sociales!
“La piel quieta”, de Rosa García Rayego
La piel quieta, de Rosa García Rayego (Huerga y Fierro, 2022). Disponible en Amazon

La piel quieta
Rosa García Rayego
Poesía
Huerga y Fierro Editores
Madrid (España), 2022
ISBN: 978-8412516524
84 páginas

Recuerda este libro de poesía, La piel quieta, las sugerencias de Mircea Cărtărescu cuando, en Solenoide, advierte acerca de que el escritor debe tatuar su piel con su obra, y es esto en realidad lo que ha conseguido Rosa García Rayego en sus poemas sin rima, pero muy medidos sin prisa o, mejor, comedidos, elocuentes pero silenciosos, y ágiles, con el paso de una cultura oriental antigua en cuyo modo de caminar se aúnan quietud y movimiento. Y este libro es, al final, un punto en el horizonte en el que el sujeto poético queda detenido por su propio movimiento, y entra en pausa, y ya no puede ni debe distinguirse entre si viene o va, pues queda absorbido por el misterio de las cosas. Describe una ausencia, pero sin precisar a qué persona del singular, nunca del plural, se refiere: si es la del sujeto poético, la del personaje poético o segunda persona poética, o ambos a la vez. Esta segunda persona poética lleva puesto ese vestido verde oliva: “Aún recuerdo esa plaza / y el verde oliva de tu traje (…)”, debajo del que debe hallarse la madre, marcando otra vez la distancia con su hija que de nuevo no puede penetrar ni compartir con ella la nueva realidad en la que se ha sumergido, y que es la muerte. Queda fuera, como cuando en la infancia no podía traspasar el límite impuesto a los niños, a los que había sido vedado compartir completamente su vida con la de las personas adultas, y conocer los secretos de su intimidad. Así permanece aquí en pie el sujeto poético solo ante la muerte, como una niña a la que han prohibido abrir la última puerta, la de la alcoba de sus padres, razón por la que aumenta el sentido del misterio.

Porque lo original en este libro no es la ausencia que queda después de una existencia compartida con otra persona, sino la nueva vida que esta última ha iniciado después de su muerte, aunque esta vida sea su propia ausencia.

Rosa García Rayego sigue la trayectoria de la poesía anglosajona, que suele ser la de una poesía con argumento. El rasgo esencial de la poesía es su capacidad de síntesis, así que pueden caber en un verso los argumentos de una novela de Dostoievski o de Nabokov. Se especula mucho en la actualidad sobre la capacidad de rebasar el marco referencial del lenguaje, y de cómo alcanzar lo indecible. Sin embargo, la mayor parte de las veces, por no decir todas, para poder renunciar al lenguaje hay que hacer muy buen uso de él. Sólo a través de la música y del color es posible traspasarlo, ir más allá, como sabe hacer Rosa García Rayego con sus pinceladas de color vivo, y el color verde oliva del abrigo de la madre, capaz de ir de la vida a la muerte y luego regresar. En La piel quieta hay una bella metáfora sonora: “Me quiebro —rama seca en tus manos (…)”. Así que se incorpora a los jardines sonoros que son, por lo menos para mí, los más interesantes, pues no sólo lo que se ve en ellos, por muy atrayente que sea, es lo más fascinante, sino también lo que se oye, el canto de los pájaros y el crujido de las ramas.

María Antonia Ortega
Últimas entradas de María Antonia Ortega (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio