XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Tango cojo en Buenos Aires

miércoles 23 de octubre de 2019
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Tango cojo en Buenos Aires

Borges y Casares invitan a un café pero yo pido vino
Lo siento Maestros
pero la Recoleta da más sed que frío
¿Qué hacés por acá? Quieren saber
inquisitivos
mortales y lejanos sobre un Aleph escondido
en los baños turcos de Belgrano
Sentado en el café donde quedamos en vernos
pienso en lo que pudo ser y no fue
los caminos caprichosos que se nos enredaron
los ratos de furor que nos quedaron
Acá en tu Buenos Aires de canto y bandoneón
comparto un café con los recuerdos
los asombros por esa vida de porteña que te hiciste
siempre pegada al mar como gaviota
un ojo en tierra otro en la tormenta
Y los fuegos lejanos de una ciudad de mar
Espumas del recuerdo y tu cuerpo desnudo
Desafiando a las olas
maremotos de abrazos compartidos
En este bar La Biela
—donde Borges y Casares tejen almanaques—
Escancio tu risa en mi copa y brindo
Por este tango que me hará volver
Por ese caminito
donde cambiamos el tiempo por versos en la piel

 

1
Poetas

Me dicen que no escriba poemas de amor
aseguran que vivir del verso es agonía permanente
morir de desengaño
O en el mejor de los casos dejar la piel en el empeño
Nosotros los poetas del amor le conocemos al negocio
tenemos fórmulas hábitos lugares comunes
que gustan a las ninfas
Olvida el mambo
canta boleros —insisten

Pero ustedes poetas sin desnudos
nunca han visto la noche desde el suelo
ni la luna ha cabalgado sus orgasmos
ustedes poetas ajenos al priapismo
¿conocen acaso del beso entre dos bocas sedientas de cariño?

 

2

Olvida el mambo
canta boleros —persisten

Déjanos a nosotros juntar las palabras de alelí
perfumar de rosas las mañanas
llenar de velos y azahares los cabellos de la amada
aletear esas maripositas que bailan en la mente
Nosotros inventamos la palabra AMOR

Exploto ante los onanistas del verbo
¿Saben ustedes diferenciar un clítoris de un glande?
Tal vez este no sea un poema de amor
ni un canto al placer espurio de la carne
una melodía que empieza en los ojos y termina en una cama
un orgasmo compartido en una taza de café
en la furia de una caricia sin ropaje

 

3

una lengua suave hurgando en la epidermis
un amor sucio sobre sábanas limpias de pecado
dolor que se te escurre entre los dedos
el olor de sexo ajeno en tu memoria
los garfios de la vida sus anclajes El amor
es eso que nos mata y después nos resucita
un abrazo cuando más lo necesitas

Se van los poetas ofendidos a buscar nenúfares azules

 

4
Mañana sin ayer

Mañana bordaré las ansias de ser libre
sentado a la orilla de un río desdentado
escucharé las campanas arañar mi desmemoria
colgaré sobre una nube el pañuelo de tus manos
mañana entraremos en el reino de lo prohibido
morderemos la manzana
con el placer de sabernos pecadores
hilaremos fantasías de arenas movedizas
bajo las sábanas que abrigan esta luna
cuando estás conmigo mañana es una palabra sin futuro
el ayer un presente que se nos escurre entre las manos
como el beso furioso de los enamorados sin tiempo

 

5
Acariciar las nubes

Lágrimas en la isla de mis ojos
mojan los recuerdos de tu lejanía
el adiós congelado en la sonrisa
te dije que volvería
en el silencio de conjuros y deseos
en las alas de una mariposa
revoloteando su alegría
en el beso con olor a canela
de ese unicornio que habita frágil
en la garganta de tus piernas
Cuando la noche nos alcance cerremos los ojos
que esas lágrimas alimenten nuestros sueños
inflemos las velas
y volemos sobre esa nube
cargada de suspiros que
aletea verde en el reencuentro

 

6
Vamos a descubrir la noche

De amor ya no se muere, me dices convencida.
Cupido es un espejo sin flechas ni sonrisas
un tipo ya obsoleto,
…………….argumentas,
y te ríes de este hombre antiguo
que aún cree en la luz de las mañanas compartidas.
Tal vez fue que la vida te negó los temblores
que aprietan el estómago cuando una mano nos toca,
llenó de cicatrices el pequeño nido de tu corazón
donde se supone van guardados los suspiros y los sueños.
Por alguna oculta traición se te secó el amor:
una traición un beso mal dado un orgasmo a destiempo
¿quién sabe?
Son tantas las excusas que no alcanzo a comprenderte.
Mas yo te amaré sin más reclamo que una caricia cada noche,
pasearé mis labios en las oquedades de tu soledad,
viajaré más allá de tu árida estrechez.

 

7

Pero ahora, querida,
ahora te invito a cabalgar estrellas,
a subirnos a esta serpiente que nos llena de furia
y verás que el amor
es un copo de nieve sobre una bombilla de esperanza

Pablo Jesús Socorro
Últimas entradas de Pablo Jesús Socorro (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio