XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Poemas de Desavenencias, de Diego Alejandro Díaz

viernes 8 de noviembre de 2019
¡Comparte esto en tus redes sociales!

“Desavenencias”, de Diego Alejandro Díaz

Desavenencias
Diego Alejandro Díaz
Poesía
El Taller Blanco Ediciones
Bogotá (Colombia), 2019

 

Lo sabido

Sé algo
y no sirve mucho

De una ráfaga de aire extraño
me queda algo;
el aliento trepidante
saber que cuando estoy lejos
me retuerzo y me estremezco por encima de mí
y no sirve

Quedar afuera y algo más:
la herida abierta del mundo
que me pesa en la piel
como un recuerdo engorroso.

De un montón de aire enfermo
me queda algo más

lo sabido

Esta memoria rústica con que pido
sólo un poco de aire

suficiente para un respiro

Y en adelante la enarbolada bandera
El sonido de las cosas que no preguntan.
Lo necesario.

Poblarse de mundo hasta ir reventando.

 

Diálogo a una voz

El festín empieza, amada,
y no sé sino darte flores negras
de este pobre cuerpo

Si de pronto asomas sobre la lluvia
sobre lo árido
encontrarás mi boca sedienta
y mis silencios inundados

Amada
si por decir amapola
me quedo demasiado quieto
es porque crece en alguna parte de mí
un arbusto entre los huesos
una primavera mustia

El festín empieza, amada;
yo no sé sino repetir una
sentencia amarga.

 

Poema sin nombre

Después de tanto y de tan poco,
me estorba mi humanidad.

Siempre los mismos huesos dolientes
la espalda destrozada siempre
de estar levantándose y cayendo.

Ya no es el primer día
la pasión es la misma pero usada dos veces.

De nuevo el cuerpo con su repique, sus descansos
sus retumbes,
saciándome del mismo frío, del mismo calor.

Hastiado de tener siempre sed,
sed inhumana, sed por todos lados,
y la garganta que ya no es igual,
ahora se quema por cada bocanada de humo caliente
y el hambre no descansa.

Me voy quitando como calcomanías viejas y hediondas,
días antiguos que se me arraciman en el cuerpo.

Cansado de tener siempre las mismas palabras empolvadas.
Cansado de que, cuando las voy a escoger,
note que cada hombre es un lenguaje cerrado,
hoy me rebelo a ser tan privado,
a morder el lenguaje con mis siempre propios y discontinuos
dientes.
Regalo mis canciones
a alguna algarabía que flota por el viento,
reparto mis vocales usadas y la risa ya refundida.
De a pocos lo entrego todo,
quiero quedarme de últimas,
un hueco, un espacio vacío que queda en la hoja
después de haber sido leída.

Tomen todo cuanto quieran de este poema.
Nunca un hombre se sintió más avergonzado
de ser solo en sí mismo
de ser siempre y en absoluto
uno solo
uno que fue llanto
uno que caminó
uno que vivió y sigue viviendo
uno que tuvo también tiempo calándole hasta la médula.

Me marcho
aunque a nadie le conste que estuve.

 

Diario

Ya no sé cómo dejar de lado a la tristeza en todo lo que
escribo.

Si voy a decir por ejemplo primavera,
cuando quiero releer lo que quedó,
hay un puñado de flores marchitas.
Si quiero hablar de mis amores
al otro día empieza a gotear del cuaderno
un llanto de papel.

Por fortuna al verme al espejo
aún consigo hacerme muecas.
Pero al salir a caminar y a fumar mi cigarrillo,
hundo en mi bolsillo un puño desprevenido
y está allí agazapada la tristeza,
todavía pide que la saque al parque.
No sé qué hacer con ella,
hoy la acosté temprano y le puse mi almohada de algodón
favorita,
le dije que no escribiría, que quería soñar de verdad,
quemé mis esferos y escondí mis cuadernos,
si no suelto esto pronto podría aparecer por cualquier flanco.

 

Las malas costumbres

Es sólo eso,
sólo la mala costumbre de los hombres
de recoger semillas como fruto

No es mala racha ni buena fortuna

es la mala costumbre de los hombres
de tenderse al sol cuando no escampa
de recostar su cabeza como si acaso…
sólo eso.

La mala costumbre que tenemos algunos hombres
de querer dormir en donde no hay posada

mala

y uno sufre
como una criatura que se lamenta en un muro

Muy mala costumbre de los hombres
de no pararse por una vez en la vida
en un charco sucio
bajo la lluvia
a vociferar por montones
que el corazón también se ha hecho agua.

Diego Alejandro Díaz
Últimas entradas de Diego Alejandro Díaz (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio