XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Cinco poemas de Rassiel Zabala

miércoles 4 de diciembre de 2019
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Beatrix

Bea:
muchacha de bellezas ocultas
misteriosa
seria
alba de pestañas largas
tímida y torpe
me haces dudar
de mi odio sin razón
aquel odio que me incluye
y que por ti conozco el caos.
Puedo admirarte todo el rato.
Tus movimientos
son toscos
singulares
adyacentes
sólo propios de ti
¡Oh Bea!
Sonsa lúcida
y fiera durmiente
me traes loca
porque eres lo que soy.

 

Mal acompañada

El sábado besé muchas bocas
ninguna era la tuya.
Te he extrañado
en lo que dura la noche.
En los fines de semana
abunda el trabajo
no importa la fecha,
sábados y domingos
todos se dan tiempo
de buscar el amor
de breves momentos.
Jóvenes bellas,
viejas acabadas,
todas acogemos
de manera huraña
en nuestros brazos sin calor
a pobres desdichados:
Gerentes
obreros
ejecutivos
taxistas
artistas
casados
divorciados
viudos
despechados
solitarios
todos vienen por nosotras
por sólo una hora
por un amor sin amor
a buenas tarifas.

 

Un buen día para llorar

Hoy es un buen día
y es lo extraño.
La apacibilidad de la mañana
te deja consternado
te quedas a la espera
del momento en el que se desate la mierda.
Pero no sucede
todo va con absoluta tranquilidad
estás sentado
leyendo el periódico
y algo te incomoda
“nada” te perturba
no hay deudas
no hay problemas
no hay quien te dé lata
muy dentro de ti
sabes que lo quieres.
Sin el caos cotidiano
te quedas solo contigo mismo
y eso no te lo tragas.
Quieres una pandemia,
una guerra mundial
y nunca aparece el apocalipsis.
Sigues ahí
con la tensión en reposo
jodidamente bien.

 

Sin nada

Hoy no escribiré
sobre cosas cósmicas o mágicas
de hecho, no sé escribir
soy una lectora pasiva.
Gran parte de las personas que conozco
buscan refugio en parafernalias
que, creo, es un engaño de lo cotidiano.
El tantrismo para follar
karma por religión
vinos y cócteles
de fiestas fantoches
para embriagarse
y tolerar lo jodido de la vida.
Mi distracción es criticar
sin juicio, ni empatía
coger sin más
ir a misa domingo que me acuerde
dormir para no soñar
y tomar a solas
mi dulce aguardiente.
Así yo vivo mi vida,
sin tolerancia
sin resignación
sin dolor
sin felicidad.

 

Soy escritora

Yo siempre creí que no necesitaba leer para escribir
con mis aspiraciones de escritora
me ciegan los delirios
de genialidad e incomprensión,
una nueva literatura universal
puede salir de mi cabeza
sin conocer las letras de
Valle-Inclán y Boris Vian,
mucho menos
de mis contemporáneos bolivianos.
Pronto comprendí
que no hay mundo de opulencia,
los escritores están
y estarán
en el último eslabón.
Con sus letras
carentes de atención
olvidadas
como ellos.

Rassiel Zabala
Últimas entradas de Rassiel Zabala (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio