Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

La historia amaneció cansada, por Júpiter Figuera

viernes 19 de febrero de 2021
¡Compártelo en tus redes!

Sueños que huyeron

Así es como marcha la vida
sin percatarse de tu miserable existencia
sin que sufra por ti mientras tú rasgas sus miles de sendas
pretendiendo encontrar un camino.

Por eso estás viejo y exhausto,
de arrastrar los años batiendo tus banderas
de moler ideales que se desvanecen,
porque la historia amaneció cansada.

 

Historia en las venas

¿Y tú qué me ves?
¿No ves que irrespetas mi presencia?
Cuando yo vine aquí, integrado con el viento,
tú no estabas y el río se movía
en las noches de luna.
Cuando la arena volaba con la garza
y mi tierra proclamaba libertad de olas,
viniste tú y arrugaste la noche
¿Para qué me buscas?
El viento cesó, el río agonizó de sed,
la noche fue devorada por el sol de la mañana.

 

La edición del tiempo

Ayer
Extraje de un libro viejo… el tiempo.

 

Vuelo alocado

(Buenos Aires, Hospital de Clínicas, 17/10/2019)

Sueños absurdos me llevaron lejos
profundos lugares que no imaginaba
la selva del mundo voló muy cercana
y atrapó mis sueños haciendo piruetas,
revolcando imágenes llenas de esperanza.

 

Reflejos

El bus, la lluvia, el túnel, la larga espera
la incertidumbre,
detrás de las rejas
no tengo rostro
se quedó en el ayer
reflejos difusos del pasado
noches de pensar a ciegas,
recogidas en ráfagas de vida
el día se adelantó a la noche
para prolongar

 

Barreras

El sol irradiando flores
cubre de negro su expresión de color.
A veces un susurro alegre se asoma tímido
y se disipa ante la realidad.
Un niño canta y sonríe a medias,
la barrera siempre presente,
el pasado, cubriendo la alegría los bellos momentos,
cae en cascada atropellando y escondiéndose
con su carga emocional
el advenimiento de un devenir armonioso,
contrastes de sueños,
unos buenos, otros malos se empeñan en truncar caminos.

 

Rostros

(Hospital de Clínicas, Buenos Aires, 17/10/2019)

Rostros curtidos
en cada cara una alegría
en cada rostro una tragedia
fundiéndose con el manantial de la vida
atropellado por el riachuelo de la calma
acariciado por el oculto infortunio.

 

¿Renacer?

Abrir brechas y empezar de nuevo
las melodías del tango se quedaron allá
lejanos los anhelos tarareados en la ducha,
contrastan con la ciudad cosmopolita
surgida de las piedras y el cemento.

 

Tránsito

La mirada aquí, el pensamiento allá
trinan los pájaros,
a mi alrededor, el cristofué,
el mismo que allá trinaba,
se expresa con su canto en mi alrededor
para decirme que él también se marchó,
sus angustias son las mías
que comparte su tiempo
volando de rama en rama
buscando su referencia vivencial.

Júpiter Figuera
Últimas entradas de Júpiter Figuera (ver todo)

¡Compártelo en tus redes!
Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo