Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Ultraje

miércoles 24 de marzo de 2021
¡Compártelo en tus redes!

I

Hace frío.
Entre las ramas,
los pájaros sacuden las lágrimas
de los árboles.

Las chirimías no paran sus agudas notas.
En el séptimo mes:
la gente es buena,
saluda y se despide
con un “Dios te bendiga”.

Los pobladores lo saben:
Santiago está por llegar
con su espada de fuego,
………………….capa azul
danzantes y princesas albicelestes.

Los niños saltarán,
jugarán a ser pares de Francia
con un ruido de machetes y
huaracheo sordo.

En seguida, una hilera de niñas avanzará,
brinquito a brinquito con sus vestidos,
zapatos y mallitas blancas.

Tras ellas,
una tuba imitará el bramido de un toro
que irrumpirá los cuerpos alcoholizados.
Un hervidero de personas entrará por los patios
al igual que yo, una garganta sorda invadirá el festín.

Y no importará la Canícula, ni los días de lluvia,
ni el Santísimo jubileo:
ya no habrá casa,
ni padres, ni hermanos…

Las aves sacudirán el agua de sus alas,
las ramas sostendrán las hojas húmedas
y de entre mis huesos
crecerán los tréboles de la suerte
para que un verdadero Santiago venza
………….al Goliat que me fragmentó en mil pedazos.

 

II

Yo soy Goliat,
¿Tú?
una simple israelita.
Vamos, huye, escóndete,
bajo la cama, tras el sillón y la cortina negra.
Difumínate en el baño,
Bajo el fregadero y los trastos viejos.
Empólvate con el aserrín de la duela;
Desvanécete en el verde de las plantas.
Comencemos el juego del miedo.
y si alguien, algún día,
me descubre en el espanto de tu infancia,
me haré súbdito suyo por el resto de mis días.

 

III

Los moradores entran en las espesuras,
trepan los peñascos y los cerros.
Un vestidito, buscan.
sólo máscaras de látex hallan.
En la fiesta, dicen, fue hurtada,
bajo los influjos instrumentales del viento,
que, tocados por algún demonio,
adormecieron a pobladores y al Santiago.
La niña Albiceleste, dicen Santa es, pues La torre de David y La casa de oro
han construido un arca para que, en Las puertas del cielo, con el polvo de sus alas,
dé salud a los enfermos y refugio a los afligidos hoy y siempre por los siglos de los siglos…

María Dolores Pliego Domínguez
Últimas entradas de María Dolores Pliego Domínguez (ver todo)
  • Ultraje - miércoles 24 de marzo de 2021

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo