El mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio
Saltar al contenido

Poemas de Ana María Ramírez

lunes 19 de julio de 2021
¡Compártelo en tus redes!

Tachados

Debes tener
un papel gris
……………..como tu nombre
una tinta que barra la herida
………………………………que batalla
………………………………entre mansedumbre………..sangre……….gemido.
Tienen que estar la
hambruna……………..fieras……..(que amansaré)
………………………………………………(que nominalizaré)
Tiene que estar el andamio
………………………….Palabras
……………………..GRANDES
………………………….tachadas.
Quizá una delgada línea perpetua
sin tu nombre
puntos suspensivos en el fatuo hueco de la memoria.
Codicio grafías
que posibiliten ver
sobre lo intransitivo de tu nombre y el mío.

 


 

Lección de anatomía

Vista acorde a la ocasión,
sea rígido, apabullante; pero metódico al hablar.
Recuerda: esperan las palabras, el cuerpo, la disección.
Entiende que la sangre no es el aliado del lino, la elegancia
Pausa
Mírales
Tócale

 


 

Cuando les hables mira sus rostros

……………………………………………..Pálidos
…………………………………………..Espectrales
……………………………………………..Tacaños

Nota cómo el tercer hombre se extraña
Y en el espejo
Se toca y no siente
Mira y espera
………..El cuerpo, el impúdico,
………..El vientre y su recuerdo
Tú lo devuelves a la clase
A la mirada
Al deseo envolvente de truncar pieles
……………………………….Quebrar deseos

Se ve débil, pero afable
Tú repite el tiempo
Arrástralo a un viaje frío de torsos y manos
Déjale el tejido
Dale la luz.

 


 

Sol de la mañana

Abandonada por el testigo onírico.
………………………..El alma pagana.
………………………..El hombre NORMAL.
L A N A D A
…………………..No hay lugar
soy la que espera
la que ralentiza

……el exilio
……la moda
…………………………………….¿me retienes?
………………………………………¿te espero?
A la ventana arrojo mi lamento
las quejas de un cuerpo que fue hedonista
y
ahora
El genocidio, el destierro
Humea.
Escondo fantasmas de ti
del deseo
de la nada.

 


 

A Cés Lara

Hablemos, novia mía, mujer de cara nevada,
de moño ensortijado, mirada prolija y risa clara.
Hablemos del velo en las ideas, de las sombras en los susurros,
del ayer.

Hablemos vestida de calma, consolemos las herencias,
los tropiezos. Hablemos de las ideas inflamadas de avidez,
cela el respeto y abraza el consejo.              

Hablemos del aroma de los cuerpos, aperitivo exiliado
sepárate del inquieto pensamiento
entre yacer y morar.
Legitima el silencio
anida palabras
confínate
alumbra
da origen
y
atesora tu albor.

 


 

Y todos se van
y vas quedando distraído en el déjà vu
que produce cada adiós
cada lágrima, cada abrazo.
Y vas quedando hueco
con menos aliento
con nudos
con nada.
Y todos se van
y vas quedando solo
—irremediablemente—
aparte
inquieto
funesto.

Ana María Ramírez
Últimas entradas de Ana María Ramírez (ver todo)