“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

Joan Margarit deposita legado en la Caja de las Letras del Cervantes

martes 5 de noviembre de 2019
Joan Margarit
Margarit: “El problema no está en los políticos, sino en nosotros, no tenemos otra solución que la educación”.

El poeta español Joan Margarit depositó el lunes 4 de noviembre un legado en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes de Madrid durante un acto en el que destacó que “el catalán es una de las pocas lenguas cultas sin Estado”, al tiempo que reivindicó que es un autor “catalán” y también “castellano”.

“Soy un poeta catalán, pero también castellano, coño”, resaltó Margarit (Sanahuja, Lérida, 1938), cuyo legado, que quedó depositado en la caja número 1.019 de la cámara acorazada del Cervantes, se abrirá el 11 de mayo de 2038, fecha en la que se cumplirá el centenario de su nacimiento.

El poeta depositó dos volúmenes de poemas que no se encuentran en las librerías: uno en catalán y otro en español. Con ellos, el autor aclara que no es un “poeta solo en catalán” y destaca que nunca ha publicado un libro sin su versión en castellano.

En este sentido, señaló que nació “en medio de una guerra civil monstruosa” de la que no se han “terminado de pagar las consecuencias”, en la que se encontró “con un señor llamado Francisco Franco” que le puso “a patadas” en el castellano. “Ese castellano no se lo pienso devolver ahora”, indicó.

Margarit afirmó durante su discurso que existen “dos opciones” que llevan a la “realidad” que se vive hoy en día: decir que uno forma “parte de una lengua culta sin Estado” y que está “sin Estado por culpa de las circunstancias políticas y militares”, o decir que “una de las pocas lenguas cultas sin Estado” y ver alrededor que “todas tienen Estado”. “El problema no está en los políticos, sino en nosotros, no tenemos otra solución que la educación”, agregó.

Al tiempo que reivindicó su doble vertiente lingüística, también matizó que “la lengua materna es una sola” y desafió a encontrar un caso de un “gran poeta” con una “gran poesía” que no esté en su “lengua materna”. “No existe”, se respondió.

Margarit se considera un “caso especial” que escribió en castellano desde los dieciocho hasta casi los cuarenta años. En aquel periodo, según recordó, sentía una “distancia” que “duró cuatro libros”. Después, tras descubrir la dimensión de la “lengua materna”, empezó “otro equívoco, pero más cerca de la verdad” y con un “defecto”: un “exceso de entusiasmo”. “Mis excesos y defectos suman doce libros”, indicó.

“Tengo dos lenguas casi igual de manejables, pero no puedo mentir: la materna es una sola. Tengo casi dos lenguas. Si fuera un prosista podría hacer lo que me diera la gana”, señaló Margarit.

Por su parte, el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, destacó que en la Caja de las Letras de la institución hay legados de otros catalanes, tales como Toni Tàpies o Nuria Espert, a los que ahora se suma Margarit, “representante de la gran tradición de la poesía catalana”.

Tras el depósito del legado, Margarit mantuvo un encuentro con el también poeta Martín López-Vega, el escritor e historiador Jordi Gracia y el periodista y ensayista Enric Juliana. Además, la actriz Ariadna Gil recitó algunos poemas del escritor catalán.

Fuente: Europa Press
Letralia
Últimas entradas de Letralia (ver todo)