“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

La nicaragüense Gioconda Belli gana el Jaime Gil de Biedma

miércoles 7 de octubre de 2020
Gioconda Belli
Belli es la cuarta mujer en obtener el galardón.

La escritora nicaragüense Gioconda Belli ganó la trigésima edición del Premio Internacional de Poesía Jaime Gil de Biedma con su obra El pez rojo que nada en el pecho, con lo que se convierte en la cuarta mujer en recibir este reconocimiento, dotado con 10.000 euros y creado en 1991.

El jurado del certamen, organizado por la Diputación de Segovia, emitió el fallo el miércoles 7 de octubre en un acto celebrado en el Palacio Provincial, con la presencia del presidente de la institución, Miguel Ángel de Vicente, el coordinador del premio, Gonzalo Santonja, y el escritor Juan Manuel de Prada, uno de los miembros del jurado.

Además se concedieron dos accésits, de 3.000 euros cada uno, a los españoles Daniel Refoyo, por El fondo del cubo, y Jesús Aguilar Marina, por Versos perdidos en un desván.

El Jaime Gil de Biedma recibió este año 1.750 obras originales, que pasaron un filtro de tres lecturas para la elección del premio final. Antes de Belli, las otras mujeres que lo han ganado han sido Concha García (1994), Esperanza Ortega Martínez (1995) y Clara Janés Nadal (2002).

Santonja explicó que Gioconda Belli, en Hispanoamérica, es “un mito y una leyenda”, autora de la novela La mujer habitada, que ha sido traducida a varios idiomas. Belli fue miembro del Frente Sandinista de Liberación Nacional y ahora forma parte del Movimiento de Renovación Sandinista, que intenta acabar con la dictadura de Ortega.

De su poemario, afirmó que se trata de “un libro muy sensual, de reivindicación de la feminidad”, y destacó de él su luz y su intensidad. “Tiene mucho desgarramiento; hay poemas que sólo se pueden leer con los ojos empañados de lágrimas”, reconoció el escritor y crítico literario, que recordó además los diferentes e importantes premios obtenidos por Belli a lo largo de su carrera.

La intensidad, por otro lado, también fue una de las características apuntadas por Santonja sobre el libro de Aguilar Marina, del que además puntualizó que “conjuga muy bien con el de Gioconda Belli”. Para el coordinador del Premio, las referencias a poetas clásicos y egipcios de Versos perdidos en el desván son dignas de reseñar, al igual que lo es la “finura y la delicadeza” de sus líneas.

Por último, del otro accésit, El fondo del cubo, de Refoyo, explicó que “el libro está dedicado a su padre y en el libro subyace su hija”, y agregó que se trata de “una colección de versos escritos conjugando modernidad con cotidianeidad y presididos por la idea de reivindicación social a través de la afirmación en la palabra”.

Para Juan Manuel de Prada, “es un libro muy potente, conmovedor, desgarrador; un libro que golpea el alma y el corazón, un híbrido entre una poesía social y una poesía personal que nace de una experiencia dura y una infancia difícil”.

Fuentes: ABCEuropa Press
Letralia