XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Rafael Cadenas depositó su máquina de escribir en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes

miércoles 26 de abril de 2023
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Rafael Cadenas y Luis García Montero
El maestro Cadenas asistió al recital en su homenaje junto con el director del Cervantes, Luis García Montero, quien lo calificó como un “representante de la conciencia crítica”. Instituto Cervantes

Su vieja máquina de escribir Olivetti, unos anteojos y el borrador del discurso pronunciado al recibir el Premio Cervantes, es el legado depositado por el poeta venezolano Rafael Cadenas en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, en una ceremonia realizada el martes 25 de abril en su sede en Madrid.

El director del Cervantes, Luis García Montero, quien celebró la incorporación del legado de un gran “representante de la conciencia crítica”, inició el homenaje parafraseando a Cadenas: “Quisiera que este trabajo fuese testimonio de un recio amor, el amor a la lengua”, frase con la que comienza su ensayo En torno al lenguaje (1985).

García Montero definió al autor venezolano como “alguien que ha aprendido a ponerse en duda, a apostar por la verdad y a distinguir entre el retoricismo superficial y las sencilleces engañadoras, pragmáticas y simplificadas”.

Además, “como buen profesor universitario”, García Montero destacó el valor fundamental que Cadenas otorga a la enseñanza y la “reivindicación de la educación como raíz de los valores democráticos de la sociedad en que vivimos, como indicó en su discurso del Premio Cervantes”.

Paula Cadenas
Paula Cadenas, hija del poeta: “Esta Olivetti forma parte de mi memoria de niña”. La acompañan María José Gálvez Salvador, directora General del Libro de España, y Francisco Javier Pérez. Instituto Cervantes

En una primera parte del homenaje, Paula Cadenas, hija del poeta, depositó en la caja Nº 1.287 la máquina de escribir de su padre, un objeto personal que “no puede tener mejor destino”, aseguró. “Esta Olivetti forma parte de mi memoria de niña”, dijo, agregando que “cuando la oía sonaba música porque sabía que un libro podía estar en camino”.

Esta pieza, que ya forma parte del fondo patrimonial del Instituto Cervantes, integrará asimismo una exposición sobre la figura de Cadenas que se celebrará en la Universidad de Alcalá de Henares con motivo del Premio Cervantes y, tras la cual, regresará a la cámara acorazada.

Posteriormente se incorporaron al legado —minutos más tarde con la llegada de Cadenas al recital poético— sus anteojos, su discurso de recepción del Premio Cervantes con las últimas correcciones escritas y un mecanoescrito con la Olivetti que donaba, el resumen del libro El nuevo rostro de dios, de Enrique Miret Magdalena.

Francisco Javier Pérez y Juan Carlos Méndez Guédez
Los venezolanos Francisco Javier Pérez, presidente de la Asale, y Juan Carlos Méndez Guédez, depositaron el legado de Rafael Cadenas en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes. Instituto Cervantes

La directora General del Libro de España, María José Gálvez Salvador, quien también participó en el acto del legado, destacó “la coherencia y compromiso de Cadenas con la literatura y con la vida, con cada palabra y cada silencio”. Por su parte, ejercieron de testigos de honor dos venezolanos: Francisco Javier Pérez, secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale), y el escritor Juan Carlos Méndez.

Entre los asistentes estuvo otro premio Cervantes, el nicaragüense Sergio Ramírez (Masatepe, 1942), galardonado en 2017, quien acompañó en este homenaje al autor de “Derrota”.

A continuación, y con una ovación de aplausos cuando Rafael Cadenas entró en la sala, se celebró un recital poético.

El escritor y editor Gustavo Guerrero eligió Gestiones (1992), una obra tardía que forma parte de su reflexión sobre la poesía; María José Bruña, profesora y coordinadora de la Cátedra de Literatura Venezolana Ramos Sucre, adscrita a la Universidad de Salamanca, recitó poemas de De una isla (1958), Memorial (1977) y En torno a Bashō y otros asuntos (2016), y el escritor Juan Malpartida compartió una reflexión sobre el autor además de dos piezas líricas.

El director del Instituto Cervantes se sumó a la lectura con un poema “relacionado con el esfuerzo al que estamos sometiendo al poeta estos días”, titulado “Mi pequeño gimnasio”, del libro Falsas maniobras (1966).

Poeta, ensayista, traductor y profesor universitario, Rafael Cadenas (Barquisimeto, Venezuela, 1930) es uno de los clásicos vivos en la historia de la literatura de su país, Venezuela, conocido por ser miembro del grupo Tabla Redonda formado por artistas e intelectuales de la escena cultural de ese país a comienzos de la década de los sesenta.

Su obra, muy crítica con cualquier manifestación totalitaria, ha tenido una gran influencia en la poesía en español en los últimos años. Entre sus poemarios destacan Los cuadernos del destierro (1960); Falsas maniobras (1966; incluye el poema “Derrota”, símbolo de la literatura latinoamericana), Intemperie (1977), Memorial (1977), Amante (1983) y Sobre abierto (2012).

Además de ser el primer autor venezolano en recibir el Premio Cervantes, máximo galardón de las letras en español, ha recibido reconocimientos tales como el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana por su trayectoria en 2018, el Premio Internacional de Poesía García Lorca 2015, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances de Guadalajara (México) en 2009, el Premio San Juan de la Cruz en 1992 y el Premio Nacional de Literatura de Venezuela en 1985.

Fuente: Instituto Cervantes
Letralia

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio